Ivana Baquero: "Alta Mar' será el inicio de mi camino para hacer más series españolas"

13:53 - 23/05/2019
  • ECOTEUVE.ES entrevista a una de las protagonistas de la nueva serie de Netflix

  • "Soy bastante perfeccionista, pero he hecho el ejercicio de dejarlo ir y aceptarlo"

  • "El mejor consejo para un actor es no dejarse llevar por los elogios", dice

El transatlántico de Alta Mar zarpa este viernes 24 en Netflix e Ivana Baquero es una de sus pasajeros. Hablamos con la actriz de la nueva serie de Bambú Producciones.

Con solo doce años, Ivana Baquero se convirtió en la actriz más joven en alzarse con un Goya -en la categoría de Mejor Actriz Revelación- gracias a El laberinto del fauno, de Guillermo del Toro. Hace unos años, MTV la eligió para protagonizar Las Crónicas de Shannara y, ahora, con Alta Mar debuta en una ficción española bajo el sello la garantía de Netflix.

Ivana interpreta a Eva. "Es una mujer moderna, siempre aboga por la fuerza de la mujer y por ser independiente", dice en palabras a ECOTEUVE.ES durante un encuentro en los estudios de El Álamo donde se recrea los interiores del transatlántico Bárbara de Braganza. La serie tendrá segunda temporada en la plataforma: "El misterio continúa y se añaden más".

¿Qué le atrajo de Alta Mar?

Por una parte, que estuviera respaldado por Netflix y con Bambú Producciones, con la que ya había trabajado en El club de los incomprendidos, fue un plus. Pero, sobre todo, por el personaje. Eva es una chica muy transgresora y moderna para la época, de hecho es la única que lleva pantalones. También tiene un gran sentido de la justicia: siempre quiere ayudar y por eso mete a una polizón en el barco. 

La historia es muy interesante porque es una especie de Cluedo porque todo el mundo es sospechoso, tiene un poco de Agatha Christie. Nunca había hecho algo de ese estilo ni tampoco tele en España.

Todos los personajes esconden algo, incluso el suyo...

Sí. El que parece más interesante, de repente puede ser culpable o tener un secreto escondido. Recuerdo que leyendo los guiones, yo quería saber qué pasaba después y espero que ese sea el efecto en el espectador. 

¿Ha sido un reto interpretar a Eva?

Eva es de los personajes que he hecho que más se me parecen. Suelo alejarme bastante de mí misma, pero sí que hay un punto que se asemeja. En ese sentido, no hubo un gran reto a nivel del desarrollo de su personalidad.

En todo caso, el reto estaba en informarse de la época de los años 40: cómo se relacionaba la gente de primera y tercera clase o la tripulación. También he tenido que cuidar el diálogo para cuidar el código: teníamos muy censurado el 'vale' y el 'o sea'.

¿Qué mensaje quiere dar de su personaje?

Creo que una de las cosas fundamentales de Eva es lo moderna que es, siempre aboga por la fuerza de la mujer y por ser independiente. De hecho, está contrariada con el matrimonio de su hermana con el personaje de Fernando porque piensa que lo hace por conveniencia está presionada socialmente. 

En su caso, ¿tiene un encanto especial grabar una serie de época?

Para mi sí. Es más divertido grabar proyectos de época, de fantasía, de género porque puedes experimentar con el personaje y te dan la oportunidad de llevar un vestuario que jamás llevarías en tu vida. Eso te ayuda a distinguir el personaje ambientado en una época moderna, donde es más fácil caer en ti mismo o en alguien que conoces.

¿Alta Mar puede ser el inicio de un camino a hacer series en España?

Sí. Al final, lo que importa es el proyecto. Antes, había actores de cine y televisión y ahora, con las plataformas, parece que todo se ha fusionado. Incluso hacen películas y la calidad de las series es estupenda, con actores míticos como Meryl Streep. Seguro que es el inicio de un camino. Es más, yo encantada de hacer televisión y series españolas, pero no se había dado la circunstancia porque con el inglés he podido trabajar internacionalmente. 

¿Qué se ha llevado de actores de la talla de Pepe Sacristán?

Es un honor. Intimida ya solo con oír su nombre y cuanto te enteras de que tú eres su sobrino dices '¡guau!'. Es muy cercano, siempre está ahí para aconsejar y él mismo lo dice: se divierte mucho con la juventud y quiere aportar. Y se le nota porque quizás hay otros actores veteranos que no son tan cercanos como Pepe.

Usted es una joven veterana, ¿no?

Cuando lo pienso es verdad que empecé con ocho años e hice El laberinto del fauno con trece [tiene 24]. He pasado distintas etapas en mi vida y he tenido la oportunidad de interpretar desde niñas y adolescentes a jóvenes mujeres. Ha sido todo un aprendizaje.

¿Le gustaría pasar al otro lado de las cámaras en el futuro?

Sí. Me gusta escribir, pero nunca me he planteado lanzarme a nivel profesional. Sí que en algún futuro me gustaría dirigir o, incluso, producir. 

¿Cuál es el mejor consejo en este oficio?

No dejarte llevar por los elogios y tener los pies en la tierra, que es lo que me han inculcado mis padres. Al final da igual la magnitud del proyecto. Me preguntan que si Alta Mar, que se va a ver en 190 países, me genera algún tipo de inseguridad. Cuando estás en un set no estás en la gente que te va a ver, al final tienes a tu compañero en frente y da igual si estás haciendo una pequeña obra de teatro o una superproducción.

¿Es crítica consigo misma?

Soy bastante perfeccionista, pero he hecho el ejercicio de dejarlo ir y aceptarlo. Soy bastante dura conmigo misma y muchas veces te vas a casa pensando en que esto lo podía haber hecho mejor, sobre todo cuando ves el producto final porque no ruedas linealmente. Muchas veces es difícil ver el arco de tu personaje cuando estás rodando el final antes del principio.

¿Qué tal se lleva Ivana Baquero con los cruceros?

Bueno... La verdad es que no he hecho muchos, pero recuerdo uno que hice cruzando el Nilo y fue muy bonito. Sin embargo, tomé hielo y me puse muy enferma. No había forma de salir de ahí. Fue una experiencia un poco amarga, pero el mar me gusta. 

¿Cómo es como espectadora? ¿Le gusta engancharse a series?

Sí, sí. Yo soy de esas y no lo puedo controlar. Hace poco  acabo de terminar Sex Education y ahora estoy con Las escalofriantes aventuras de Sabrina. Tampoco me da para mucho más, pero soy muy consumidora de series. Aun no he visto Juego de Tronos. Vivo sin spoilers y lo he conseguido: ¡spam!




Informalia





Comentarios 0