'Sila', una de las series turcas más vistas, echa el cierre: ¿Cómo acaba la historia?

16/05/2019 - 17:09
  • Nova (Atresmedia) emite este viernes su último capítulo en prime time

¿Cómo acabará la historia de amor de Sila y Boran? ¿Serán felices para siempre con su familia? Sila llega a su fin emite este viernes 17 de mayo, a partir de las 22.15, en Nova. 

Sila ha combinado una gran historia de amor con el planteamiento de un debate social como es el choque entre las tradiciones turcas de zonas rurales frente a la visión moderna y actual, con su pareja protagonista luchando contra las imposiciones de un sistema anquilosado y atrapado un tiempo pasado.

Lea también: Visitar la mansión de 'Sila' o pasear por 'Fatmagül': el turismo de series, un fenómeno en Turquía

Sila es la novela que lanzó al estrellato a la actriz Cansu Dere (Madre, Ezel), que lidera el reparto de la ficción junto al intérprete y modelo Mehmet Akif Alakurt. La serie es más vendida del canal turco ATV y se ha emitido con éxito en América Latina o la Europa del Este, donde rompió récords de audiencia en países como Eslovaquia, Croacia o Serbia.

Las tres series turcas más vistas, en Nova

En Nova, Sila se va con un 3,3% de media y 579.000 espectadores. Es, por lo tanto, una de las series turcas más vistas tras Madre (617.000 y 4,1%) y Fatmagül (744.000 y 4,1%), las tres de Nova (Atresmedia).

El éxito de Fatmagül hace un año abrió la veda de las series turcas en España. Nova se nutrió pronto de más títulos (Amor de contrabando, El secreto de Feriha, Ezel y Elif) y esta estrategia también fue imitada por Divinity.

El canal femenino de Mediaset también ha ofrecido otras producciones turcas muy bien acogidas por el público, como Kara Sevda (355.000 y 2,9%), Pájaro soñador (350.000 y 3,3%) o Sühan (305.000 y 2,8%).




Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.