Paloma Bloyd: "He vivido situaciones de acoso como Deborah en 'Cuéntame"

9:28 - 2/04/2019
  • ECOTEUVE.ES entrevista a la actriz, protagonista de la mítica ficción de TVE

  • "Participar en esta serie ha sido creativamente un crecimiento brutal", afirma

  • "Tengo poco de mi personaje; soy bastante más insegura que Deborah", asegura

Paloma Bloyd se ha consolidado como uno de los personajes protagonistas más queridos de Cuéntame cómo pasó. La actriz, que llegó en 2016 a la ficción para su décimo octava temporada, ha logrado una gran química con Pablo Rivero. Juntos, dan vida a unos Toni y Deborah que han afianzado plenamente su relación.

El matrimonio ha ganado peso en la ficción tras la salida de Ricardo Gómez y Elena Rivera y el embarazo ha marcado las tramas de los nuevos episodios de la ficción. "Estar en Cuéntame ha supuesto para mí un crecimiento brutal a nivel creativo", afirma Paloma Bloyd a ECOTEUVE.ES describiendo su paso por la serie como "una oportunidad única". 

Lea también: María Galiana pide un final digno para Doña Herminia: "No me gustaría morirme"

La actriz da las claves de lo que le ocurrirá a la pareja en los próximos episodios y marca una clara distancia entre su personalidad y la de su personaje: "Tengo poco de Deborah; soy bastante más insegura que ella en mi día a día", asegura antes de desvelar que, por desgracia, sí que ha vivido alguna situación similar a la que ha experimentado la inglesa en la ficción. "Como Deborah, yo también he vivido situaciones de acoso", confiesa la actriz, que reflexiona sobre cómo se afronta este tipo de vivencias dentro de su sector. 

La relación entre Toni y Deborah se ha afianzado. ¿Qué reflejáis de la sociedad de los 90? 

Nuestra relación es un reflejo de la época en la que empezaron a llegar guiris de fuera a España. Se producía una contraposición con la familia tradicional española y había mucho de nuevo.

¿Cómo se preparó para el personaje? ¿Le ha costado mucho poner el acento o adentrarse en la cultura judía?

Mi padre tiene linaje judío de ancestros. También es interesante ver que ser judío no es un estereotipo. No hay unos rasgos físicos específicos ni nada. En los castings lo intentamos con tres acentos distintos: uno neutro, uno exagerado y otro intermedio. Débora empieza con un acento pero con el paso del tiempo se le va suavizando según pasa más tiempo en España.

¿Cómo le ha cambiado la vida el participar en Cuéntame?

Yo lo veo como una oportunidad actoral única, porque de haber hecho películas en las que convives con el personaje solo durante unos meses, llegué aquí con un papel de largo recorrido y que encima está vivo. Para mí, creativamente ha supuesto un crecimiento brutal. El estar tanto tiempo permite que te puedas relajar un poco y que empiecen a surgir cosas y que vueles como actor.

¿Le dejan aportar o modificar cosas en los guiones?

Los guiones son muy sólidos cuando vienen terminados. De cara a esta temporada, sí que he propuesto cosas con el tema del embarazo. Propuse mostrar un poco más la cara oscura del embarazo, de lo duro que es y las dificultades que se encuentran las mujeres, tanto a nivel hormonal como de transformación física. En estos capítulos veremos a una Deborah más vulnerable. No porque seas una mujer fuerte y decidida, tengas que ser Superwoman. Puedes ser vulnerable y tener altibajos.

¿Qué tiene Paloma Bloyd de Deborah?

Yo me siento bastante más insegura que Deborah en mi día a día. Es un fake it untill you make it, lo finges hasta que te conviertes en ello. Muchas veces, necesitamos empujarnos a nosotras mismas para sentirnos más seguras con lo que somos y con lo que tenemos. De Deborah tengo poco, que las dos somos bilingües (Ríe).

Porque usted nació en Chicago, ¿no?

Sí, nací en Chicago pero tenía cinco meses cuando nos mudamos a Asturias. He vivido entre ambos países. Mi madre es asturiana y mi padre americano.

En la temporada anterior, Deborah fue acosada por el jefe de Toni. ¿Ha vivido una situación similar en la vida real?

Sí, he vivido situaciones de acoso. Muchas compañeras y compañeros las han vivido y creo que es una situación muy personal. Cada una lidia con ello como puede. Desde luego, la persona acosada es la víctima y creo que no se la debe juzgar. Cada una vive las cosas como las vive y hay personas que prefieren denunciarlo y otras que prefieren no hablar de ello. Es algo muy personal y cada una de las maneras en las que cada uno lidia con ello es la correcta.

¿Cómo es la relación con el reparto fuera de cámaras?

Es como una familia. Yo cuando llegué se los dije. Son como una familia de verdad.

¿Cómo llevan la marcha de Ricardo Gómez? 

El personaje de Carlos sigue un poco presente. Es como cuando se te va un familiar de Erasmus, le echas de menos pero estás contento por él. Quizá algún día decide volver, pero es una cosa de él. 



En Portada



Informalia





Comentarios 0