Paula Gallego y Carmen Climent, pasado y presente de María en 'Cuéntame': "Esto será un recuerdo maravilloso"

14:02 - 21/03/2019
  • ECOTEUVE.ES entrevista a las actrices que dan vida a la pequeña de los Alcántara

  • "María se ha hecho mayor, empieza a liberarse y a buscarse a sí misma", afirma la nueva intérprete

  • "Supongo que me afectarán las críticas, pero prefiero no escuchar a los que solo quieren hacer daño"

Cuéntame cómo pasó arranca esta noche, a las 22.40, su temporada número 20 en TVE. La serie da un salto hasta ponerse a las puertas de 1990 en un capítulo que coloca a los personajes en el comienzo del camino que emprenderán en esta nueva tanda. Este movimiento obligó, tal y como han explicado los responsables de la ficción, a la sustitución de Paula Gallego por Carmen Climent en el papel de María Alcántara.

"La edad del personaje no se corresponde con el de la actriz. Con Ricardo pasaba igual. En la serie, Carlitos tiene 27 y, en la realidad, 23. Con esa edad no pasa nada, pero lo que sí es grave es que una niña de 14 haga tramas de una de 18. No puede ser", afirmó a este medio Joaquín Oristrell, jefe de guiones de la serie, al conocerse la noticia del cambio. 

Lea también: CRÍTICA DEL PRIMER CAPÍTULO| Cuéntame cambia de piel en su regreso a TVE: la serie pisa el acelerador en la transición vital de María Alcántara

El equipo de Cuéntame quiso rendir homenaje este miércoles a una emocionada Paula Gallego y le dio un gran protagonismo durante la presentación de la nueva temporada que tuvo lugar durante el Festival de Málaga. Allí, la joven actriz aseguró que entendió la decisión de los guionistas y agradeció el cariño con la que la han tratado a lo largo de sus años en la ficción: "Ha sido una experiencia súper bonita que formará parte de un recuerdo maravilloso", afirma la intérprete antes de desvelar el objeto de María que decidió llevarse como recuerdo.

¿Qué consejo le has dado a Carmen Climent?

He conocido a Carmen, pero no he hablado mucho con ella porque no hemos tenido escenas juntas. Nos hemos visto un par de veces.

¿Con qué te quedas de tu paso por Cuéntame?

Ha sido un aprendizaje continuo durante todo este tiempo. A nivel interpretativo, pero sobre todo a nivel personal. Cada uno de mis compañeros me ha aportado una cosa y me quedo con eso. Ha sido una experiencia súper bonita que formará parte de un recuerdo maravilloso. Siempre lo voy a tener ahí.

¿Ha sido fácil compaginar los estudios con la serie?

Sí, como yo empecé de pequeñita, cogí un ritmo de trabajo que hacía que tuviera todo más fácil.

¿Cuánto tiempo se te permitía estar en el rodaje?

Son diez horas a la semana, dos horas cada día.

¿Has seguido manteniendo el contacto con tus compañeros tras dejar la serie?

Sí, de hecho, de vez en cuando voy al plató para verles.

¿Te has llevado algo de María para el recuerdo?

¡Sí! Me he llevado las gafas que llevaba en la serie. Se las pedí a vestuario. (Ríe).

¿Qué planes tienes ahora?

Yo quiero ser actriz, pero también me gustaría estudiar una carrera. Me encantan las ciencias y he pensado hacer Criminología o algo relacionado con la sanidad.

¿Pero te ha llegado ya algún otro proyecto en ficción?

Sí, ya he estado rodando hace poco en 45 revoluciones [serie de Antena 3]. Voy a cantar y todo. Y para otoño también tengo alguna cosilla. Son cosas pequeñitas, pero bueno, lo importante es seguir en contacto con el medio hasta que pueda volver a tener oportunidad en una serie.

¿Qué deseas que le ocurra a María en los nuevos episodios?

Pues en el primer episodio se va a ver que descubre que su vocación es la medicina. Eso supongo que continuará. Y de resto, pues lo de siempre. Seguirá con los amores, aunque imagino que ahora entrará en cosas más serias. Es momento de que salga de fiesta y viva todo esto.

¿Y qué consejo te han dado a ti para lo que te viene por delante?

Yo he estado aquí y ha sido un aprendizaje increíble. Es con lo que me quedo. Me han dicho que siga adelante y que esto es solo el cierre de una etapa y el principio de muchas otras. Que tengo que seguir con mis sueños, que no los deje allá donde vaya.


En su lugar, llega Carmen Climent, una actriz nada conocida por el público a la que 'fichó' el propio Imanol Arias. "Yo fui quien la encontró y por eso lo he vivido con más angustia. Alguien me habló de ella porque es de Bilbao, vi un vídeo y pensé que podía probar, porque es muy talentosa", confesó el actor a este medio dándole la bendición y cariño a 'su nueva hija'.

Joaquín Oristrell, jefe de guiones de la serie, desveló además que se inspiró en Winona Ryder para crear la nueva imagen de María en su recién estrenada mayoría de edad. Climent, por su parte, afirma ser consciente de que está ante un gran reto y confiesa cierta incertidumbre por la reacción del público a su llegada: "Supongo que me afectarán las críticas, pero prefiero no escuchar a los que solo quieren hacer daño", declara a ECOTEUVE.ES.

¿Cómo afrontas tu llegada a la serie?

Cuando leí el primer guion en el bus de camino a Madrid, me puse a llorar con el cambio entre las actrices. Me parece muy bonito. Y obviamente, sientes presión porque Paula es la que ha interpretado a María y es la imagen que tiene todo el mundo de ella. Yo he intentado cambiar un poquito a María. Ahora se ha hecho mayor, es más libre y empieza a ser muy enamoradiza, aunque sigue siendo igual de fuerte. María llega a esa edad en la que empieza a liberarse, a abrir la mente, a mirar hacia afuera y a buscarse sí misma.

¿Cómo te ha recibido el equipo de la serie?

Me han recibido todos estupendamente. Es muy difícil entrar en un sitio tan hecho y todo el mundo ha estado ahí para ayudarme, para escucharme y para verme. He podido hablar mucho con muchos de ellos y todos me han prestado su máxima ayuda. Aprendo mucho de ellos porque tienen tanta experiencia y tanto talento, que para mí es una oportunidad enorme. Aquí puedo formarme más como actriz y aprovechar la visibilidad que tiene interpretar a este personaje tan maravilloso.

¿Eras seguidora de Cuéntame?

Sí, aunque ha habido etapas en las que no. Yo creo que todo el mundo ha tenido momentos que sí y algunos que no. Pero justo llevaba como dos o tres temporadas viéndola y entrar aquí me hizo mucha ilusión. Fue como: ¡Madre mía! ¡Qué guay! (Ríe).

¿Cómo fue esa llamada en la que te confirman que te han cogido para el papel?

Fue en persona y se produjo después de que mi representante me dijera que no podía quedar ese día conmigo para hablar. Entonces, me llamó a la hora y me dijo de vernos y yo ya intuía algo. Cuando me reuní con ella estuvimos hablando un rato de otras cosas y al final me dijo que lo habíamos conseguido. Empezamos las dos a llorar, a abrazarnos... Muy guay.

¿Sentiste vértigo en ese momento?

Al principio fue más emoción, porque tenía muchas ganas de poder coger un proyecto audiovisual. Pero luego pasaron los días, vi lo que iba a hacer y fue como: Guau, es un reto grande y los actores que hay aquí son increíbles todos. Encima, es un personaje que ya existe, al que la gente tiene cariño y hay que hacer un trabajo previo. Sé que va a ser un cambio difícil. 

Para ese trabajo previo, ¿contaste de algún modo con la ayuda de Paula Gallego?

No he podido hablar demasiado con ella. Lo que hice fue verla mucho y como queríamos introducirle cambios, intenté no copiarla. Fue un proceso que se ha desarrollado durante el rodaje. Ir cogiéndola y transformándola. Yo creo que todos cambiamos. Yo misma, solo tengo 23 años y de los 16 hasta ahora he tenido un cambio enorme y lo sigo notando. Y María es eso, una persona en edad de cambio. 

Eres aun un rostro desconocido para el público. ¿Cuando decidiste que querías ser actriz?

Mi padre es músico clásico y desde pequeña, la música clásica ha estado siempre presente en mi casa. Yo he estado siempre en mi mundo bailando, creando mis películas, mis guiones... Yo he mezclado mucho el arte. Empecé con la música y probé con el chelo, también he cantado y he hecho teatro desde pequeña en diferentes escuelas. Luego me metí con el ballet clásico muy en serio hasta que me di cuenta de que realmente no era lo que quería. Eso sí, me vino muy bien para la disciplina y el dominio del espacio, que son cosas que vienen muy bien a un actor.

Y a los 16 acabé la ESO y empecé el Bachiller a distancia para poder dedicarme al cien por cien a esto. Mis padres me apoyaron siempre. Hasta que hace un año y medio me salió un trabajo como actriz en un teatro musical que hacía giras, pero era todo muy pequeño. Íbamos en furgoneta cada fin de semana por los pueblos de varios sitios de España. Y ahora, este es mi primer proyecto audiovisual y no puedo estar más contenta.

Has dicho que cantas. ¿Te veremos haciéndolo en la serie?

Sí, cantaré La Lambada y un tema de Luz Casal, No me importa nada. Uno en el karaoke y el otro ya lo veremos. 

¿Le tienes miedo a la fama?

No lo sé, como no sé muy bien qué es lo que va a venir... Sinceramente, no lo sé. No sé qué me va a esperar, no sé cómo lo voy a llevar. Supongo que habrá momentos buenos y habrá momentos malos. Habrán críticas malas y las redes sociales parece que favorecen eso, pero yo quiero seguir formándome, que esto sea mi aprendizaje y llevar mi carrera y mi camino. Prefiero escuchar a gente que entienda de esto que a gente que solo quiere hacer daño. Supongo que me van a afectar, porque somos humanos, pero bueno...



En Portada



Informalia





Comentarios 0