Carlos Cuevas: "Mi carrera profesional va a muchas revoluciones, pero la ola no me lleva"

11:01 - 18/03/2019
  • ECOTEUVE.ES entrevista al actor que estrena hoy '45 revoluciones' en Antena 3

  • Su personaje canta en cada episodio: "Me hubiera dado rabia verme doblado"

  • "La fama la acepto con respeto, pero no me paro ni un segundo a pensar en ella"

Pese a tener solo 23 años, Carlos Cuevas cuenta con un extenso curriculum. El catalán estrena este lunes en Antena 3 (22.40) 45 Revoluciones, una serie que gira en torno al nacimiento de una discográfica en los años sesenta y en la que su personaje canta: "Sí, lo hago yo porque me hubiera dado rabia verme doblado".

Interpreta a un joven cantante llamado Rober. "Es un guiño a aquellos artistas que traducían su nombre al inglés para internacionalizarse como Miguel Ríos, Mike Ríos", dice a ECOTEUVE.ES Carlos Cuevas que explica que en cada episodio de la serie canta una versión de un tema actual "transformado al sonido" de esa década.

Y como el título de la serie, su vida gira también a muchas revoluciones, ya que pronto estrenará la nueva temporada de Cuéntame en la que da vida a Marcos, el novio de Inés (Irene Visedo) y empezará a grabar el spin-off de Merlí: "Mi carrera profesional va a muchas revoluciones, pero la ola no me lleva"

Lea también: '45 revoluciones', el "golpe en la mesa" de Atresmedia con las series de época: "Ya no se pueden contar como antes"

Eres tú el que cantas en la serie. ¿Cómo has afrontado este reto?

A mí me llegó la propuesta de esta serie a finales de junio y, pese a que hubo varias versiones de guion desde que yo ya estaba en el proyecto, siempre el personaje que cantaba era yo. Cuando me lo ofrecieron, enseguida propuse cantar sin haberlo hecho en mi vida. 

¿En qué ha consistido tu preparación?

Me vi muchas películas biopics musicales y me detuve en uno, el de Johnny Cash de Joaquin Phoenix. En una entrevista le preguntaban que si cantaba y él respondió: 'No, pero soy actor'. Me acogí a eso y dije 'claro que sí'.

Estamos hablando de los sesenta en España, de la época del rock&roll y yo me imagino referentes a nivel mundial como Van Morrison, me atrevo hablar de Sabina incluso, Jimi Hendrix... Esta gente no ha trascendido por tener una gran voz sino por tener una personalidad brutal. El carisma y la interpretación tiene que ver con mi trabajo y creo que no es tan importante que Roberto tenga una voz brillante, sino que le dé un rollo atractivo y sea un líder en el escenario.

Has sido muy valiente...

Sí, me he metido en un follón muy gordo, pero me habría dado mucha, mucha rabia verme a mí mismo doblado porque el personaje canta en todos los capítulos. Entonces, había habido de cinco a diez minutos en cada episodio donde mi voz no se habría correspondido con mi físico.

Yo cuando canto las canciones, soy yo quien escoge cómo digo las frases, si rasgo o no la voz... El trabajo de Fernando Jusid es exquisito, me ha ha formado constantemente. En cada capítulo, hay un canción en el que yo canto una versión de un tema actual transformado al sonido de los sesenta y, escuchándolas, molan mucho.

¿Qué cantantes versiona 45 Revoluciones?

Hemos versionado R.E.M, Amy Winehouse, Lady Gaga, The Killers... La música es un personaje muy importante en la serie y ya no solo por las canciones que canto yo, sino también por la banda sonora. 

¿Se puede decir que gracias a esta serie has descubierto tu faceta como cantante?

Era un sueño que sabía que nunca iba a cumplir. Yo toco la guitarra en mi casa desde los trece años, pero no había cantado más allá de mi habitación. Los sesenta es una época que me gusta porque soy un loco de Los Beatles ya que, de niño, convencí a mi familia para viajar a Liverpool y pegarme la ruta por sus casas.

Si te ofrecen participar en Tu cara me suena...

No, no va a pasar. Te lo aseguro (risas).

Lea también: Así es Belén Écija, la hija de Belén Rueda y Daniel Écija que debuta como actriz en La Valla de Antena 3

¿Qué significa trabajar bajo el sello de Atresmedia?

Estoy orgulloso, feliz, contento, motivado. Todos son adjetivos positivos pero, si te tengo que ser sincero, mi criterio intenta guiarse por la calidad del proyecto más allá del sitio en el que se encuentre. Da la casualidad de que Atresmedia es un sello potente, con unas garantías de que sus series se internacionalizan y que es un Win-win.

Pero, sobre todo, quiero destacar que creo mucho en el proyecto de 45 Revoluciones. Yo soy alguien que no siempre defiende lo que hace. Trabajando siempre, pero cuando me preguntas por mi opinión personal, yo me atrevo a criticar proyectos que hago. Aquí creo de verdad en la serie.

¿Qué has aprendido sobre los sesenta?

Te das cuenta que una dictadura es muy jodida, sobre todo para quien tenía unas pretensiones artísticas. Que jodido vivir bajo el mandato de un dictador y con la policía esperando a la salida de un concierto. Se toca el tema de la censura y el miedo a la represión. También es guay pensar en las figuras que nacieron en esa época pese al contexto.

Ahora mismo tienes en cartera tres series: 45 Revoluciones, Cuéntame, el spin-off de Merlí... ¿Cómo lo llevas?

Feliz, agradecido y con mucho trabajo. Pero me siento preparado para afrontar lo que me viene. Luego no sé si el resultado va a ser el esperado o no, pero en ningún caso veo venir una avalancha. Objetivamente, mi carrera profesional va a muchas revoluciones, pero la ola no me lleva. En dos semanas, empiezo a ensayar Merlí. Paso a paso. Ahora mismo tengo los guiones aparcados en casa porque estoy 100% en 45 Revoluciones.

¿Qué van a ver los espectadores de Cuéntame en la nueva temporada?

Se va a estrenar en breve. Ha habido un cambio generacional en la serie, se han ido figuras muy importantes y otras han venido. Yo creo mucho en que va a ir muy bien.

Lea también: Las claves del futuro de 'Cuéntame', por Joaquín Oristrell: del salto temporal a las "dos bombas"

¿Cuándo te diste cuenta que querías ser actor?

Empecé a trabajar desde muy pequeñito, con siete años. Hacía teatro amateur en el colegio y fue casualidad absoluta ir a un casting de una película y que me cogieran. Luego hice mucha televisión en Cataluña, teatro, una serie de Antena 3...

Para mí la interpretación era el juego más divertido del mundo y, a medida, que iba trabajando con actores y directos muy buenos, me di cuenta de que podía ser mi vida. Yo he estudiado Literatura en la Universidad para complementar mi trabajo como actor.

¿Cómo te defines?

Soy muy responsable. Mi mayor virtud y mi mayor defecto es la autoexigencia, soy un tío serio. Me gusta ser consciente de lo que hago y las decisiones que tomo como actor son meditadas. Me marco unas metas altísimas.

¿Cómo llevas con la popularidad?

Bien. Llevo siete meses viviendo en Madrid y no he salido prácticamente de mi calle porque ruedo de siete a siete, llego a casa, estudio y a dormir. La fama es un daño colateral, la acepto con respeto, entiendo que forma parte de la industria pero no me paro ni un segundo a pensar en ella.



En Portada



Informalia




Comentarios 0