Movistar+ lleva a la televisión el doble crimen de Almonte con una serie documental en #0

11/02/2019 - 11:22
  • Dirigida por Isaki Lacuest y producida por Bambú ('Velvet' o 'El crimen de Asunta')

En 2013, Miguel Ángel Domínguez y su hija María (8 años) fueron asesinados en su casa de Almonte (Huelva). Seis años después, el crimen sigue sin resolverse. Bajo escucha. El acusado, una miniserie documental de dos capítulos dirigida por Isaki Lacuesta bajo la producción ejecutiva de Ramón Campos y David Miralles, relatará esta tragedia que conmocionó al país en #0, de Movistar+.

El argumento de esta miniserie, producida por Bambú Producciones, sigue la investigación policial y el proceso judicial contra el único acusado, Francisco Medina, y explora la devastadora onda expansiva que el crimen dejó entre las familias de las víctimas, los implicados y el propio pueblo de Almonte, que se convierte en un personaje más de la trama.

El director, Isaki Lacuesta, ha ganado dos veces la Concha de Oro del Festival Internacional de Cine de San Sebastián y recientemente ha ganado 7 premios Gaudí por su última película Entre dos aguas, filme por el que también ha conseguido dos nominaciones a los Premios Goya en las categorías de Mejor Película y Mejor Dirección. En 2018, el Centro Pompidou de París dedicó una retrospectiva completa a su obra y su filmografía también ha sido exhibida en el MOMA de Nueva York, entre otros lugares. En 2012 fue Premio Nacional de Cinematografía de la Generalitat de Catalunya.

Bajo escucha. El acusado es una producción de Movistar+ en colaboración con Bambú Producciones (Velvet), una productora que ya ha hecho documentales sobre otros sucesos, como El caso Asunta y El crimen de Alcàsser (sin estrenar).



En Portada



Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.