Ramiro Blas: "Vis a vis' me salvó la vida y por suerte lo puedo contar"

14/01/2019 - 13:48 | 14:13 - 14/01/19
  • ECOTEUVE.ES entrevista al actor, el gran villano de Cruz del Norte en la serie de FOX

  • "A veces, la escasez de trabajo te lleva a una depresión de la que es complicado salir"

  • "Por las noches, me acostaba diciéndome: 'Ojalá mañana no te vuelva a ver"

Fox estrena esta noche, a las 22.00, Traición, el quinto capítulo de la cuarta temporada de Vis a vis. Una entrega que tendrá varias apariciones estelares. Entre ellas, la que protagonizará Miriam Rodríguez, concursante de OT 2017La gallega dará vida a una integrante del coro de presas de Cruz del Norte dirigido por el funcionario Palacios (Alberto Velasco). También estará el actor de origen colombiano Edgar Vittorino, cuyo personaje, el peligroso convicto conocido como Caimán, servirá para un espectacular momento de la trama que implica a Zulema (Najwa Nimri) y a la señora Cruz (Cristina Marcos).

El coro de la cárcel tendrá esta semana un protagonismo especial, ya que permitirá que sus integrantes abandonen Cruz del Norte durante unas horas, cuando Palacios acepta llevar al grupo a cantar en una residencia de ancianos. Rizos (Berta Vázquez) utilizará la situación para sus propios intereses, pero todo acabará en un incidente que dejará a Fátima (Georgina Amorós) a merced de Sandoval (Ramiro Blas).

Sin duda, un episodio que volverá a estar cargado de tensión y de violencia con Sandoval de nuevo moviendo los hilos de Cruz del Norte para mantener a raya a las reclusas. El médico, que regresó por todo lo alto la temporada pasada como gran villano de la serie, ha sobrepasado todas las líneas ejecutando todas las barbaridades que se le han pasado por la cabeza. Unas crueldades que ni el mismo Ramiro Blas, actor que da vida al personaje, se llegó nunca a imaginar.

"No me esperaba la dimensión o hasta donde sería capaz de llegar. Desde la humildad y apego que le tengo al personaje, me lo tomé como algo lindo por lo que significa poder seguir trabajando", asegura desvelando en palabras a ECOTEUVE.ES cómo fue la llamada en la que le propusieron regresar a una ficción que no para de elogiar.

"Ha habido un cruce de situaciones que pocas veces en la vida se da, menos en la de un actor: la de tener la mejor obra maestra, al mejor director de orquesta, y al mejor stradivarius. Tener a los tres más grandes y todas las herramientas que un actor puede necesitar para desarrollar a un personaje", afirma calificando los guiones y las secuencias como "increíbles". "Los personajes tienen una gran verdad y se ve en todas y cada una de las escenas. Es una cuarta temporada hecha por los personajes, los actores han desaparecido", reflexiona.

Ramiro Blas reconoce además lo difícil que es meterse en la piel de una persona capaz de hacer tantas atrocidades: "Es muy complicado sacárselo de encima. Sobre todo en esta temporada, porque es de una intensidad nunca vista. Cada secuencia está cargada de un sinfín de emociones que difícilmente se puedan interpretar en la vida diaria de una persona", afirma. "Hubo planes de rodaje de una secuencia de dos hojas por día. Imagínate la cantidad de transiciones emocionales que teníamos que afrontar. Es indescriptible", recuerda.

Blas desvela que Vis a vis le salvó la vida

Y aunque Ramiro Blas vive actualmente un gran momento profesional, vivió un oscuro episodio antes de que la oferta para participar en Vis a vis le fuera puesta sobre la mesa. "Todo ocurrió por veinte mil situaciones y por el magnetismo a veces espantoso que tiene esta maravillosa profesión. Te pegas a esta profesión y no puedes despegarte", empieza diciendo el intérprete.

"Todos nacemos actores y actuamos todos los santos días de nuestra vida. Pero si además tenemos la suerte de poder ser felices convirtiéndolo en nuestra profesión, llega un momento en el que la escasez de trabajo te lleva a una cierta depresión de la que a veces es complicado salir. Por inseguridades, debilidades, flaquezas o por necesidades", recuerda con la voz temblorosa.

"A mí Vis a vis me devolvió a la vida, porque estaba pasando uno de mis peores momentos. Se me dio una oportunidad cuando el pensamiento era tan negativo que hasta me acostaba, y con el peor juez, que es la almohada, me decía: 'Ojalá mañana no te vuelva a ver'. Lo he vivido como lo ha vivido mucha gente y yo por suerte lo puedo contar", declara lanzando un mensaje de optimismo. "Por suerte puedo levantarme y decir y agradecer que esta serie me haya salvado la vida y me haya hecho crecer como persona", reconoce.



En Portada



Informalia




Comentarios 0