La impactante muerte de un protagonista de 'Vivir sin permiso' en su capítulo más dramático

4/12/2018 - 11:09
  • ¡OJO SPOILERS! | Los hombres del Tigre tiñeron de sangre la boda de Mario y Nina

Telecinco emitió este lunes uno de los episodios más dramáticos de Vivir sin permiso, la serie protagonizada por José Coronado y Álex González. La boda de Mario y Nina terminó en una tragedia después de que los hombres del Tigre asaltaran el pazo con un tiroteo que se cobró varias víctimas. ¡OJO, SPOILERS!

Una de las balas acabó alcanzando por la espalda a Alejandro Lamas, el personaje de Ricardo Gómez, que muere en el acto. Al percatarse, Carlos, su pareja e hijo de Nemo Bandeira, acude a su rescate, pero es brutalmente atropellado por una furgoneta y queda gravemente herido dejando su continuidad en el aire.

Así las cosas, se trata de la segunda despedida de Ricardo Gómez en tan solo una semana, después de decir adiós al personaje de Carlitos Alcántara en Cuéntame en un brillante episodio tras 19 temporada en la serie. 

El actor, que acaba de estrenar Rojo en el Teatro Español de Madrid junto a Juan Echanove se lo tomó con humor en sus redes al publicar el fotograma exacto de la herida de bala: "Y todo en menos de una semana". 


Otras noticias

Contenido patrocinado



Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.