Así son los escenarios de 'Instinto', la atrevida serie de Movistar+ con Mario Casas

10:32 - 27/10/2018
  • ECOTEUVE.ES visita la grabación de la serie de Movistar+ en Guadalajara

  • Una lámpara de araña Chandelier, cuyo alquiler cuesta 17.000 euros, es la joya

  • El Palacio Fernán Núñez y Mataelpino, son los otras localizaciones de Bambú

Más noticias sobre:

Si algo destacan las ficciones de Bambú Producciones es por su especial cuidado con los decorados. Al igual que sucede en Velvet Colección o Las chicas del cable, la productora de Ramón Campos y Teresa Fernández ha mimado todos los detalles de Instinto, el thriller erótico protagonizado por Mario Casas y que llegará en 2019 a Movistar. La serie, que arriesgará con "fuertes escenas de sexo", tendrá ocho capítulos de 45 minutos y su final será abierto para una posible segunda temporada.

Una antigua fábrica de forma de armas situada en Guadalajara -aquí también se grabó Apaches y Víctor Ros- recrea las instalacioens de ALVA, la empresa ficticia dirigida por el personaje de Casas, Mario Mur.  "Siempre nos planteamos que sea una empresa muy moderna, multidisciplinar, tipo Google o similar", cuenta a ECOTEUVE.ES Víctor Molero, el director de arte de la serie.

Los trabajos para convertir este local abandonado en una compañía puntera se han alargado durante un mes: "La maquinaria de la nave es la original, pero el interior se ha restaurado por completo: se ha construido el suelo de cemento pulido y el doble techo y, además, la hemos decorado con un toque chic y, al mismo tiempo casual, que nos recuerda al Soho House londinense con espacios abiertos, columnas de hierro industrial y mobiliario sofisticado como la enorme lámpara de araña Chandelier que se erige en el centro de la nave".

Precisamente, la lámpara fue un deseo expreso de Teresa Fernández. Molero desvela que encontraron esta 'joya', cuyo peso se mide en toneladas, en una página de segunda mano y que es propiedad de unos árabes que solo querían venderla. Sin embargo, la productora consiguió su alquiler para los meses de grabación por un precio de 17.000 euros.

En un edificio contiguo, que también se ha utilizado para Velvet, se encuentran los decorados de los futuristas laboratorios de ALVA, en los que los ingenieros desarrollan sus proyectos: prototipos, paneles, planos. Aquí también se encuentran los despachos de Marco (Mario Casas), Diego Bernal (Jon Arias) y Eva (Silvia Alonso).

Otras localizaciones de 'Instinto'

Además de la empresa, la serie se desarrolla en torno en otros dos espacios. El club es el más importante. Es ahí donde el personaje de Mario Casas "va a un club donde tiene relaciones con personas que no se conocen y tiene diferentes prácticas sexuales". Según confesó el director de los últimos cuatro episodios, Roger Gual – Carlos Sedes está al frente de los primeros- las escenas de sexo se grabaron en cuatro días.

El lugar escogido por Bambú fue el palacio Fernández Núñez de Madrid. "Es un palacio situado cerca del museo Reina Sofía", dice Víctor Molero. "Queríamos hacer algo más allá de la película de Kubrick Eyes Wide Shut y crear un mundo de luces y sombras. Al club se va a jugar de formas diferentes, dejando vía libre a las fantasías eróticas".

Por último, la localidad de Mataelpino, ubicada en la sierra de Guadarrama, acoge el centro donde está ingresado José (Óscar Casas), el hermano de Mario, donde tendrá trama con Carol, su educadora social. "Esta es la parte de la naturaleza. La zona más urbana y de cemento se rueda en la antigua fábrica en Guadalajara capital y la parte onírica es la del club", concluye Molero.

Sinopsis de 'Instinto'

Marco (Mario Casas) es el hombre más deseado. Un joven empresario que lidera una de las compañías tecnológicas más exitosas del panorama internacional, ALVA, que ahora presenta en el mercado su último prototipo: CICLÓN, un coche eléctrico propulsado por turbinasque convierten el viento en energía.

Junto a él trabajan su amigo y compañero de estudios, Diego, y también la mujer de éste, Bárbara, la eficiente directora de marketing.Al equipo se incorpora Eva, una joven y ambiciosa ingeniera con mucho que ocultar, que romperá el equilibrio laboral y emocional entre ambos socios.

A pesar de su popularidad, y al contrario que Diego, Marco no es un hombre que destaque por su vida social. Es un solitario al que nadie consigue acceder desde un lugar íntimo, más allá de su psicóloga, Sara, de la que es emocionalmente dependiente. Los fantasmas de Marco son infinitos y, aunque intenta luchar contra ellos, su verdadero escape son el deporte y un club privado. En él, cada individuo se preocupa solamente de recibir placer y dar rienda suelta a sus sueños más eróticos, sin temor a enamorarse, ya que allí todo el mundo lleva el rostro oculto.

Todo cambia cuando Marco conoce a Carol, la nueva psicopedagoga de su hermano José, un joven de 18 años con autismo, con el que mantiene una relación compleja. Y con Carol también descubrirá quién es su peor enemigo... Él mismo. A su lado aprenderá que nunca es tarde para amar, aunque eso suponga sufrir.




Informalia





Comentarios 0