'Oficina de infiltrados' regresa a Movistar Seriesmanía el 23 de octubre

19:32 - 11/10/2018
  • La cuarta temporada de 'Oficina de infiltrados' abordará el mundo de la inteligencia artificial y la ciberguerra

Más noticias sobre:

Oficina de infiltrados vuelve el 23 de octubre a Movistar Seriesmanía (dial 12) un día después de su estreno en Francia, con una nueva temporada en dual, y con las tres primeras temporadas ya disponibles al completo bajo demanda. Esta nueva hornada de episodios abordará el mundo de la inteligencia artificial y el fenómeno de la ciberguerra.

Oficina de infiltrados es una historia de espías en la que la dificultad de mantener separadas la vida personal y la profesional tiene un coste muy alto, y donde puede resultar casi imposible regresar a la cotidianeidad normal si se ha pasado años infiltrado en organizaciones extranjeras con intereses ocultos, mintiendo constantemente sobre quién eres y lo que quieres.

La serie se desarrolla en un departamento especial dentro de la Dirección General de Seguridad Exterior francesa (DGSE), que podría equipararse a la CIA norteamericana, el Mossad israelí o el MI6 británico. Con base en París, el funcionamiento interno de la oficina, que se encarga de entrenar y controlar a todos los agentes encubiertos e infiltrados del espionaje francés en todo el mundo, es el centro de las tramas de la serie.

La producción se centra en la trama personal de Guillaume Debailley (Kassovitz), conocido en el servicio como Malotru, y las luchas internas de los funcionarios continúan a la orden del día dentro del departamento, con la sospecha añadida de un topo entre sus filas, mientras las crisis brotan en cualquier lugar del globo y la burocracia francesa complica las cosas.

Rusia, en el punto de mira

Con la CIA y la DGSE pisándole los talones, Malotru busca refugio en Moscú. Pero su aislamiento no dura mucho y pronto se ve obligado a colaborar con el servicio secreto ruso. En las oficinas de París, la llegada del nuevo director de seguridad interna pone todo patas arriba. JJA cree firmemente que el departamento necesita una buena limpieza y además guarda un empeño personal en encontrar a Malotru, después de haber frustrado sus planes en varias ocasiones. Pero el equipo de la DGSE ya va por delante y decide iniciar una nueva operación a gran escala, enviando a una joven agente para infiltrarse entre los hackers rusos en plena ciberguerra. Una guerra que también intentan controlar desde las oficinas de París, donde el equipo de especialistas en inteligencia artificial trabaja bajo presión continua.

Mientras tanto, Jonas, el analista de Siria, debe encargarse de encontrar a los yihadistas franceses más peligrosos tras la derrota de la organización terrorista del Daesh. Su búsqueda lo lleva a atravesar un Oriente Medio en ruinas. Allá donde vaya, la atroz realidad de la guerra está presente.

En los nuevos episodios se incorpora al elenco Mathieu Amalric (Quantum of Solace, El gran hotel Budapest) en el papel de nuevo director de seguridad interna de la DGSE, además de Sara Giraudeau como la agente infiltrada.


Otras noticias

Contenido patrocinado



Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.