Así fue la abrupta boda de Carlitos y Karina en 'Cuéntame': ¿momento histórico o un mero trámite?

28/09/2018 - 11:30
  • El capítulo de la serie de TVE aguantó el tipo ante GH VIP con un aceptable 15%

Más noticias sobre:

Por fin. Después de 17 años, 19 temporadas y más de 300 capítulos (340 concretamente), Carlitos y Karina se dieron el sí quiero en Cuéntame. Aquellos niños que crecieron jugando en el descampado de San Genaro y, que tras vivir todo tipo de experiencias acabaron enamorándose, celebraron su boda... si se le puede llamar así. El equipo de guionistas, con Joaquín Oristrell a la cabeza, planificó un enlace acorde a su tormentosa relación.

Sin embargo, la celebración no tuvo el empaque que merecía y no estuvo a la altura de uno de los momentos históricos de la serie porque, no nos olvidemos que la relación entre Carlos (Ricardo Gómez) y Karina (Elena Rivera) desde la infancia ha vertebrado Cuéntame. Quizas los espectadores se merecían ver una boda por todo lo alto. O tal vez, resultó que el enlace fue un mero trámite para los protagonistas, como así lo demostraron. 

¡OJO, SPOILERS!

Dos horas antes de acudir al Juzgado, Carlos recibe una llamada para una entrevista del trabajado de su vida. Antonio decide llevar al heredero, pero este provoca el enfado de su padre señalándose como responsable del incendio de la bodega de Sagrillas. "Bájate del coche", le decía. "¡Qué te bajes del puto coche!".

Carlos consigue llegar a tiempo a la entrevista, pero por poco no consigue llegar a la boda. A la carrera, el mediano de los Alcántara llega para desesperación de Mercedes que, sorprendentemente, es quien decide parar todo: "No, no consiente. ¡No puedes casarte sin tu padre!". "Claro que puedo, mamá. Si mi padre no ha querido venir a nuestra boda ese es su problema".

Ante el barullo -Inés se suma a la gresca- Herminia decide tomar cartas en el asunto demostrando que ha abandonado su carácter tradicional. "¡A callarse todo el mundo!, gritó. "¿Será posible que ninguno de mis nietos se pueda casar de una manera normal? Me tenéis hasta la coronilla, ¡eh! He venido a esta boda con estos zapatos que me aprietan una barbaridad, me he comprado este chal elegante que me ha costado un ojo de la cara y he venido a una boda que no parece una boda. ¿Queréis casaros ya de una puñetera vez y terminamos con este suplicio? Y si Antonio no está, que hubiese venido".

"La peor boda del mundo"

Ya unidos en matrimonio, Carlos deja tirada literalmente a Karina porque tiene que volver a la entrevista. Sin embargo, la reunión se prolonga varias horas y llega tardísimo a su banquete de boda celebrado en el Bristot. "Amor, amor...ya estoy aquí", dijo eufórico Carlos a lo que Karina, con los ojos vidriosos, le abofeteó y le dijo: "Gracias por la peor boda del mundo". "He conseguido el trabajo. Me pagan diez veces más que de mensajero", respondió él haciendo que Karina se lanzara a su boca.

A todo esto, Antonio decide poner rumbo a Benidorm para pegar a Venancio, el novio de Paquita, a quien le culpa del incendio de la bodega. Sin embargo, este le demuestra que no ha sido. Finalmente, se descubre que el responsable fue el cura don Froilán, al tirar un puro en la oficina de la bodega.




Informalia




Comentarios 0