Ricardo Gómez y Elena Rivera se despiden de 'Cuéntame': "Carlitos y Karina ya lo han vivido todo"

15:00 - 20/09/2018
  • ECOTEUVE.ES habla con los dos actores de la serie, ante sus últimos capítulos

  • "Es el final que se merecen nuestros personajes. La esencia de la pareja está contada", dicen

  • Sobre la boda en la ficción: "Parecía que nos casábamos nosotros"

Más noticias sobre:

El final de la historia de amor entre Carlitos y Karina está cerca. La segunda mitad de la 19ª temporada de Cuéntame tendrá como gran acontecimiento la boda entre dos de los personajes más queridos de la longeva ficción de TVE. "Cuando llegué al rodaje vestida de novia todo el equipo comenzó a emocionarse", confiesa Elena Rivera sobre la secuencia del esperado enlace.

Ambos actores aseguran que "la esencia de la pareja ya está contada" y que a pesar de su marcha siempre estarán agradecidos a la serie y al equipo que les vio crecer. "Quiero abrir otros horizontes a nivel personal y profesional", reconoce Ricardo Gómez a ECOTEUVE.ES 

¿Quién tomó primero la decisión de abandonar la serie?

Elena Rivera: Primero lo pensó Ricardo y, una vez que me lo comunicó, lo tuve claro. El personaje de Karina está estrechamente ligado con el de Carlos. Lo pensé bastante y, aunque se me ofreció continuar, al ver el último capítulo tuve claro que era el final que se merecía el personaje y la pareja.

Cuando leyó los guiones de estos nuevos capítulos, ¿todavía no sabía si iba a continuar?

E.R.: Tenía ya pensado que había que ponerle ese punto y final al personaje pero, una vez que lo vivimos y grabamos, ya lo decidí definitivamente.

¿Por qué decidisteis marcharos ahora y no el año que viene?

Ricardo Gómez: Hemos tomado esta decisión a nivel personal en un momento muy concreto, pero es que en la ficción también es un momento en el que los personajes ya lo habían vivido todo. La esencia de la pareja ya está contada. Creo que este año es el adecuado.

¿Llegaste a no dormir por esa decisión?

R. G: Tuve noches de no dormir, no pero le dí muchas vueltas. Siempre quise hacer esto de la mejor manera posible, lo comuniqué cuando lo sentí y tanto la productora como la cadena lo entendieron perfectamente. Lo único que me pidieron fue un margen de capítulos para poder terminar la historia lo mejor posible. En estos diez episodios he volcado todo el cariño que le tengo a este proyecto.

¿Quién fue el primero en saber tu marcha?

R. G: A mi circulo más cercano de la serie se lo quería contar personalmente. En realidad, se le da mucha importancia, pero no es más que una persona en este mundo y en este país que está dejando un trabajo. Intento desdramatizarlo a la hora de contarlo y he recibido una comprensión absoluta de la gente que me lleva viendo crecer desde los 7 años, y que entienden que quiero abrir otros horizontes a nivel personal y profesional. Y bueno, Cuéntame es como un pueblo, luego la noticia fue de boca en boca.

¿La noticia fue un shock para el equipo?

R. G: No creo. Es como el hijo que se emancipa. Cuando me fui de casa, mi madre me dijo que lo entendía y no significa que ya no la llame o pase por mi casa. Aquí igual, claro que volveré a Cuéntame de visita.

¿Pesó más la llegada de nuevos proyectos o el miedo a encasillarse?

R. G: Igual soy el único que pienso así, pero es que no siento que lleve 17 años haciendo lo mismo. Antes, en la serie, jugaba con las canicas, y ahora me caso. Claro que el personaje se llama igual, pero he rodado cosas muy diferentes. En Cuéntame he hecho la mili y he estado en la cárcel.

El personaje ha evolucionado desde los 7 años hasta los 24 que tengo ahora. El motivo fue personal, cuando estás en una serie como esta sabes que nueve meses del año van a estar dedicados de lunes a viernes a ella. Me apetecía poder decir...¡pues este año me voy 5 meses a Londres!.

Vuelve al teatro con la obra Rojo...

R. G: Si. Es un texto escrito por el guionista de Gladiator y que se va a hacer por primera vez en España. Habla de cómo una corriente artística tiene que dejar paso a nuevos estilos y evolucionar.

Y volverá a trabajar con Juan Echanove. ¿Qué tal el reencuentro?

R. G: Dentro de dos semanas empezamos los ensayos. Juan no solo es compañero también un amigo.

¿Qué podéis contar sobre la boda entre Carlitos y Karina?

E.R.: Parecía imposible. Fue una experiencia muy bonita y anecdótico con todo el equipo que nos ha visto crecer. Cuando llegue al set vestida de novia, el rodaje se paró,  todo el mundo comenzó a emocionarse. Era como si de verdad nos casáramos. Estaban como una familia orgullosa.

R. G: No recibimos regalos de boda de milagro.

¿Alguna anécdota?

R. G: La secuencia saliendo de la iglesia la grabamos en Aranjuez, ya os podéis imaginar. Una calle de Aranjuez cortada, todos vestidos de boda y medio pueblo allí con los móviles. Pensé, esto estalla en Twitter.

¿Qué rumbo hubieran tomado sus vidas sin Cuéntame?

E.R.: Ni idea. Yo nunca tuve claro desde pequeña que quería ser actriz y esto me vino muy de rebote. Igual sin Cuéntame no me habría dedicado a esto.

R. G: ¡Qué voy a decir yo! Tenía 7 años y ni siquiera lo sentía como un trabajo. Me permitió trabajar con gente que desgraciadamente ya se ha ido y me siento un privilegiado por ello. Nadie de mi edad puede decir que ha trabajado con grandes actores como Tony Leblanc o Fernando Fernán Gómez.



En Portada



Informalia





Comentarios 0