Andrea Duro: "La catedral del mar' pone a España en otra posición a nivel audiovisual"

8:41 - 6/06/2018
  • ECOTEUVE.ES entrevista a la actriz que interpreta a Aledis, el primer amor de Arnau

  • "Lo último que miro cuando me meto en un proyecto es el dinero", reconoce

  • "Mi evolución es obvia; si fuera la misma que 'FoQ' yo no estaría aquí ahora"

Más noticias sobre:

Andrea Duro debuta este miércoles (22.40) en La Catedral del Mar. La actriz se incorpora a la serie de Antena 3 en su tercer episodio para dar vida a Aledis, una mujer muy sufridora que resultó ser el primer gran amor de Arnau Estanyol (Aitor Luna). "Fue un trabajo muy duro y un descoloque emocional fuerte", dice a ECOTEUVE.ES.

Física o Química, Olmos y Robles, Perdóname Señor, Velvet Colección... El papel de Aledis podría significar el punto de inflexión en la extensa carrera que tiene Andrea Duro pese a su juventud, aunque ella prefiere ser cauta: "No lo sé, ni lo quiero pensar". 

La intérprete destaca la factura visual de la serie producida por Diagonal, que viene a "sumar" un grano más a la ficción española. En esta entrevista también desvela el miedo que tenía "a no estar a la altura" y que Nathalie Poza fue su "maestra": "Poder sentir y aprender de esa mujer como actriz y persona es uno de los grandes regalos de esta serie". [Los jardines reivindicativos de Aitor Luna] 

¿Te habías leído el best seller de Falcones antes de la grabación?

No. Acordé con el director Jordi Frades no hacerlo para construir el personaje de Aledis en base a lo que él imaginó. Sin embargo, sí confieso que la hojeé para saber todo de ella...

¿Qué representa La catedral en la ficción española?

Es un proyecto muy importante. Pone a España en otra posición a nivel audiovisual. Hemos visto Fariña, Las chicas del cable, La casa de papel... La catedral del mar va a seguir sumando a nuestra ficción.

Después de Amar es para siempre, vuelves a la época, pero ¿cómo te has visto en la Edad Media?

Me he visto muy mona. Siempre había soñado hacer una película de la Edad Media, una época muy complicada y desconocida. Me encantaba El primer caballero, de Richard Gere.

¿Qué te ha sorprendido de ella?

El poder de los superiores contra el pueblo y el desprecio a la mujer, aunque ambos se siguen manteniendo en la actualidad. En realidad, parece que hemos involucionado. 

Es una superproducción con mayor presupuesto, ¿en qué lo has notado?

Se nota que es una producción más ambiciosa que el resto y se aprecia en el nivel estético, en el vestuario, en las batallas navales... Lo último que me importa cuando me meto en un proyecto es el dinero que haya, lo único que quiero es trabajar. 

¿Te han gustado los dos primeros capítulos?

Me han encantado. El primero es muy intimista, de las cosas más duras que he visto en televisión. Es la pura realidad de la época contada sin escrúpulos. Y el segundo es completamente diferente, cuenta la historia de los niños.

Después de Antena 3, la serie pasará a Netflix...

Yo creo que es una de las grandes plataformas de ahora mismo y para su recorrido a nivel internacional está muy bien, pero tampoco quiero pensar en eso. De momento, tiene que llegar a los espectadores de Antena 3.

Pero, ¿da más confianza?

Yo creo que todos los trabajos que hacemos son oportunidades para próximos trabajos porque es el momento de poder mostrar a la gente lo que puedes llegar a hacer. Por ejemplo, Velvet está funcionando muy bien en Latinoamérica.

¿Hay algo que te haya dado miedo en La catedral?

No estar a la altura. Hay muchos compañeros a los que admiro y con los que siempre había querido trabajar. En el rodaje tuve una grandísima maestra que fue Nathalie Poza. Poder sentir y aprender de esa mujer como actriz y persona es uno de los grandes regalos que me ha dado La catedral del mar.

Después de Perdóname Señor y Velvet, ¿Aledis será un punto de inflexión en tu carrera?

No lo sé ni lo quiero pensar. Lo que tenga que ser, será. Me dejaré sorprender.

¿Estás pendiente de lo que se comenta en redes sociales durante el episodio?

No, porque no suele haber comentarios constructivos, pero ciega no soy. Respecto a las audiencias, sí que las miro porque me parecen interesantes y, que te levantes un jueves por la mañana, lo primero que quieres ver es qué audiencia ha hecho La Catedral: cuando ves que es buena, te pega subidón o cuando ves que es muy mala, te pega el bajón.

¿Qué opinas de la brecha salarial entre hombres y mujeres en tu profesión?

Hay una brecha salarial real y hay una discriminación por el hecho de que seas mujer. Ahora mismo yo no le pregunto a mi compañero cuál es mi sueldo porque, qué quieres ¿qué me entere que cobra mucho más que yo llevando diez años en televisión? Prefiero no saberlo, porque me pondría de una mala leche...

¿Es duro ser actor en este momento?

Para mí, no. Tengo la suerte o, como dice mi madre, una flor en el culo, de tener mucho bagaje. Espero que se mantenga.

¿Cómo valoras tu trayectoria?

Mi evolución es obvia, y no solamente lo noto yo, sino los demás también. De no ser así, yo no estaría aquí. Si hubiese sido la misma actriz me hubiese quedado en Física o Química y nunca hubiera evolucionado.




Informalia




Comentarios 1

#1
06-06-2018 / 10:42
Salud
Puntuación -1
A FavorEn Contra

Anda y vete a comerle el prepucio al Chicharito.