Series

'Vis a vis' se suma al debate de la prisión permanente revisable: las fichas policiales de sus presas

  • FOX estrenará la tercera temporada de la serie de Globomedia en abril
  • Zulema, el personaje de Najwra Nimri, está condenada a la máxima pena

Quedan días para el regreso de Vis a vis en FOX. La cadena de pago ha dado a conocer las fichas policiales de las reclusas de Cruz del Norte, la nueva cárcel de la serie de Globomedia. Así, los espectadores pueden comprobar que la presa más peligrosa es Zumela (Najwa Nimri), quien tiene la máxima pena, la prisión permanente revisable, a debate en la actualidad por el asesinato de Gabriel.

La segunda más peligrosa es Sole (Maria Isabel Díaz), quien está condenada a 26 años por un doble homicidio. De los personajes con más peso, le siguen Anabel (Inma Cuevas) con once por proxenetismo, trata de blancas, extorsión y drogas y Macarena (Maggie Civantos), con siete por estafa, blanqueo, alzamiento de bienes y robo. Las penas de Rizos (Berta Vázquez) y Saray (Alba Flores) son solo de cuatro años.

Macarena Ferreiro (Maggie Civantos)

Condena: 7 años. Delito: Blanqueo de capitales, estafa, alzamiento de bienes y robo. La interna ha sufrido un traumático proceso de adaptación al sistema penitenciario, que, unido a algunas desgracias familiares (como el asesinato de sus padres), ha alterado de forma significativa su carácter y su lista de prioridades. Es un ejemplo de que, a menudo, la cárcel no reinserta sino que genera nuevos delincuentes. De ser una reclusa de perfil bajo ha pasado a convertirse en una amenaza extremadamente peligrosa.

Zulema Zahir (Najwa Nimri)

Condena: Prisión Permanente Revisable. Delitos: asesinato, extorsión, pertenencia a banda armada, coacción y robo con fuerza. Rasgos identificativos: Tatuaje de un escorpión en el omoplato. Ha pasado por 12 centros penitenciarios y protagonizado numerosos intentos de fuga. Posee un cociente intelectual privilegiado, que, unido a su obsesión por fugarse, la convierte en un constante foco de problemas. Se recomienda extremar las precauciones y activar los protocolos de Presa peligrosa.

'Rizos' (Berta Vázquez)

Condena: 4 años. Delito: Robo con fuerza, lesiones y posesión de estupefacientes. Familiares conocidos: Una hermana gemela (Judith Kabila). Integraba un grupo organizado que cometía robos en joyerías mediante el método del alunizaje. Fue capturada tras un golpe fallido, en el que su banda propinó una brutal paliza a un guarda de seguridad. De carácter impulsivo, sus arrebatos la convierten en una interna impredecible, que lo mismo se enamora que provoca una situación de Alerta Máxima.

Saray (Alba Flores)

Condena: 4 años. Delitos: Reiterados robos a mano armada (en uno de los cuales resultó herido un Guardia Civil). No es una reclusa especialmente problemática, aunque su carácter visceral, hace que haya que tener una especial precaución con ella. Apasionada y platónicamente enamorada de Rizos, es poco estable emocionalmente. Saray está embarazada, por lo que tiene un permiso especial prioritario para las revisiones en la enfermería. Es de la cuerda de Zulema, a la que le une un gran lazo de amistad.

Sole (María Isabel Díaz)

Condena: 20 años. Delito: el asesinato de su marido (al que quemó vivo). Es una reclusa ejemplar que ha tenido varias revisiones por buen comportamiento. Dialogante y con gran ascendencia sobre las reclusas, Soledad es una intermediaria excelente a la hora de negociar con ellas. Presenta una cardiopatía severa, por la que ha sufrido un trasplante de corazón.

Anabel (Inma Cuevas)

Condena: 11 años. Delitos: Proxenetismo, extorsión, tráfico de drogas y trata de blancas. Creció en un entorno delictivo, en el local de alterne que regentaba su madre en Valencia. Atraía a mujeres desde Bulgaria bajo promesa de trabajo y papeles, y una vez en España las coaccionaba a ejercer la prostitución. Ya dentro de prisión, esta presa veterana se ha consolidado como traficante de droga, introduciendo las sustancias mediante palomas mensajeras o a través de encuentros vis a vis.

Tere (Marta Aledo)

Condena: 6 años. Delitos: Tráfico de drogas, hurto y alteración del orden público. Adicta a la heroína desde la adolescencia, pronto adoptó una conducta delictiva continuada, siendo detenida en numerosas ocasiones, y llegando a ejercer la prostitución ocasional para costearse las dosis. Aunque su perfil psicológico es pacífico y tranquilo, su patrón constante de abstinencias y recaídas en la heroína alteran su conducta. No se aconseja relajar la vigilancia sobre la interna.

Antonia Trujillo (Laura Baena)

Condenada: 8 años. Delito: robo con violencia. Es una presa poco problemática que trabaja en las cocinas. Lleva toda la vida entrando y saliendo de la cárcel. De raza gitana, es muy querida por la mayoría de la población reclusa por su sentido del humor, su desparpajo y no tener pelos en la lengua. Tiene una especial amistad con Tere.

Mercedes Carrillo (Ruth Díaz)

Condena: 4 años. Delitos: Cohecho y prevaricación. Tras una vertiginosa carrera política, Mercedes fue condenada por adjudicaciones ilegales y corrupción en su concejalía de Urbanismo. Acostumbrada a una vida desahogada, esta política corrupta es un auténtico pez fuera del agua entre el resto de presas comunes. Hoy, dos años después de su encarcelamiento, a Mercedes le es concedido el Tercer Grado, y por fin podrá reencontrarse con su pequeña hijo Alicia. Lo que Mercedes no sabe es que tener un pie dentro de prisión y otro fuera atraerá la atención de la mafia china que controla Cruz del Norte…

Akame (Huichi Chiu)

Condena: 10 años. Delitos: Tráfico de personas, asesinato, pertenencia a organización criminal. Akame integra la cúpula de la Triada Tao en España, liderada por su hermano Hong Fang. Investigaciones internas alertan de que Akame y la comunidad de presas chinas podrían estar sobornando Funcionarios en Cruz del Norte.

Goya Fernández (Itziar Castro)

Condena: 10 años. Delitos: Asesinato. Es una reclusa extremadamente peligrosa. No suele provocar conflictos con los funcionarios de la prisión, pero no tiene escrúpulos a la hora de ajustarle las cuentas a sus compañeras. El resto de las reclusas la teme por su fuerza física (pesa más de 120 kilos) y su carácter violento. Suele fijarse en reclusas jóvenes y recién llegadas, a las que hay que proteger especialmente para que no caigan en su área de influencia.

Luna Garrido (Abril Zamora)

Condena: 6 años. Delitos: Tráfico de drogas, hurto y alteración del orden público. Nombre anterior: Sergio. En su registro constan numerosas detenciones por altercados entre prostitutas y menudeo de sustancias estupefacientes. Su adicción a la heroína pueden generarle ansiedad o inestabilidad, pero Luna no es una interna problemática, no estando catalogada como potencialmente peligrosa. En ocasiones se la ha asignada como compañera de seguridad para internas con tendencias suicidas.

Pruden (Ana Marzoa)

Condena: 9 años. Delitos: Narcotráfico, blanqueo de capitales. Esta presa veterana ha pasado por numerosos centros penitenciarios a lo largo de los años. Esposa de un conocido narco gallego de los 80 y 90, la captura de su marido la arrastró a prisión como colaboradora necesaria de los negocios familiares. No reviste carácter problemático, y participa asiduamente en las actividades socio-educativas de prisión.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin