Las claves de 'Apaches': así es el primer estreno del año de Antena 3

EFE
8/01/2018 - 13:09
  • La serie protagonizada por Alberto Ammann llega contra 'OT' y 'Mi casa es la tuya'

Apaches estuvo tres años en un cajón de Atresmedia hasta que la descubrió para el mundo Netflix, donde "funcionó bien", pero a partir de esta noche esta serie "que no es para todos los públicos" y tiene al argentino Alberto Ammann como protagonista llega al horario estelar de Antena 3.

Una única temporada de doce capítulos con final cerrado, "aunque se podría continuar", dice a Efe Ammann, para contar la historia de Miguel, un periodista que "se ve obligado a volver a un lugar del cual se ha salvado", el barrio madrileño de Tetuán en los 90, donde el riesgo de caer en la marginalidad estaba "a la vuelta de la esquina".

La "contradicción" de "tener que volver allí, unido a cierta nostalgia y cierto gusto por habitar otra vez ese espacio" es lo que más le interesó de su personaje, que se aliará con un amigo de la infancia (Eloy Azorín) para vengar a su padre y luchar por la justicia, aunque eso le lleve a cometer ilegalidades y convertirse en un atracador de joyerías.

Una serie "realista", "muy potente" que, según el actor argentino, "no es para todos los públicos" porque se enmarca en "el nuevo juego de las plataformas de pago: hacer series adultas, comprometidas con temas que, si se enfocan para todos los públicos, se trivializan".

A Ammann le parece "interesante" que las cadenas generalistas "se estén acercando más a ese riesgo", y ahí sitúa Apaches, en la que el barrio de Tetuán es "un protagonista más", junto a Verónica Echegui, Lucía Jiménez, Ingrid García-Jonsson, Críspulo Cabezas, Lluis Soler, Juan Gea, Nerea Barros, Elena Ballesteros y Claudia Traisac, de quienes dice que han hecho "un trabajo espectacular".

Alaba que, por la "internacionalización de contenidos", la ficción en España "esté creciendo", aunque considera que "le falta bastante" para llegar al nivel de series como "The Young Pope" o "Black Mirror", dos series que le tienen "enganchado" y en las que no le importaría trabajar.

Otra asignatura pendiente de la ficción en España, señala, es la larga duración de los capítulos y la cantidad de publicidad que se inserta durante su emisión, algo que le sorprendió cuando llegó de Argentina hace 14 años y que hoy considera "insostenible".

"Es muy difícil seguir una serie en España porque te cansas de la publicidad y te dispersas, no terminas de entrar en los temas", dice quien recuerda que "no hay nada que inventar, si las cosas funcionan bien otros sitios, como el sector audiovisual estadounidense y sus capítulos de menos de una hora, sólo hay que mirarlas".

Por el momento, Apaches será la única oportunidad de ver en televisión a Alberto Ammann, a quien no se le ha presentado ningún proyecto que le "enamorase" y por el momento ha decidido volcarse en la escuela de interpretación que ha abierto en Madrid con su compañera, la también actriz Clara Méndez-Leite, y en la gestión del Teatro de las Culturas del barrio de Lavapiés.




Informalia




Comentarios 0