Series

Paula Prendes: "Puedo ser mona, pero mi belleza es muy de andar por casa"

  • Ecoteuve.es habla con la actriz, una de las protagonistas de 'Víctor Ros'
  • "He hecho pilotos para programas de corazón y no me he visto bien"
  • "Si trabajas como actriz y presentadora te tratan como una intrusa"

La vida de Víctor Ros se topó la semana pasada con Elena, una bandolera que interpreta Paula Prendes. La actriz habla con Ecoteuve.es sobre su trabajo en la serie que emite esta noche La 1 (22.40) y otros proyectos que tiene a la vista. Conocida desde su paso por SLQH, ahora se centra más en la interpretación que en los platós de televisión: "Si trabajas como actriz y presentadora te tratan como una intrusa", lamenta.

¿Contenta con la serie?

Muchísimo. Para mí lo importante es que el papel de Juana, y suena un poco feminista, es que habitualmente las mujeres van a comparsa de los personajes masculinos, y eso no ocurre con ella. Juana es una bandolera, una macarra de la época, aguerrida, salvaje...

¿Te has tenido que formar en temas de acción?

Me he formado yo con lo que veía (risas). Yo he montado a caballo hace muchos años y eso es algo que ya tenía ganado. Si no, tendrían que haber puesto una doble. También es verdad que los caballos son maravillosos, son los caballos de Juego de Tronos, domesticados, estupendos, da gusto ver a los animales así tratados. Y luego, sí, mi personaje usa mucho la navaja y me han hecho trucos los especialistas.

¿Sueles estar preocupada por la audiencia, la competencia, etc.?

Intento aislarme, pero no puedo. Y quien diga que no, es mentira. Es nuestro trabajo y es lógico.

Has trabajado como actriz, presentadora... ¿crees que por tocar más palos lo tienes más complicado y te cierran más puertas?

Sí, definitivamente sí.

¿Como si siempre fueras intrusa?

Sí, como si no eres del todo actriz o presentadora. Y esto hay que mirarlo ya y tomar una decisión que a mí no me gustaría. Cuando vas a un casting, no saben muy bien dónde estás. Cuando salí de SLQH y me pasé a actriz pensé que me iban a poner a parir y no fue así, pero es cierto que pasar de programas a ficción... cuidado.

¿Es una cuestión de prejuicios?

No son prejuicios, pero se creen que los actores solo se pueden dedicar a esto, que es algo muy vocacional, y que si dedicas energía a otras cosas igual no lo das todo en lo demás y no lo vas a hacer bien.

¿Has rechazado últimamente proyectos de presentadora para que no te encasillen?

Pues sí. Al final tienes que elegir dónde tienes más hueco, qué te gusta más... la interpretación me tira y la televisión te expone mucho. Haciendo series te puedes proteger detrás del personaje. Estoy contenta en el mundo de la ficción.

Ser una mujer tan atractiva, ¿es un acicate o un impedimento en tu profesión?

Muchas gracias. De mona nada que ya tengo 33 y tengo canas. No me veo tan guapa, puedo ser mona pero no una belleza que ofenda. Es una belleza de andar por casa y no va a mi contra.

¿Serías capaz de ponerte fea para una película?

Sí.

Engordar, que te rapen el pelo...

A mí engordar me cuesta, que soy un poco anoréxica mental, solo mental, porque nos gusta estar delgadas. Si el proyecto merece la pena, sí. Para un proyecto de un día, raparme la cabeza, pues no. Me contratas para la serie entera y hablamos (Risas).

Tu compañera de serie Carolina Bang está embarazada. ¿Te da envidia ? ¿Quieres ser mamá?

No. Ninguna envidia. No sé el día de mañana, pero por ahora no.

Pero no has hecho un vade retro, ¿no?

No, qué va. Además, con compañeras de trabajo que cada vez se lanzan más a la maternidad estoy encantada y ojalá se vean más mamas.

¿Qué proyectos tienes?

Voy a hacer teatro con Gabriel Olivares en el teatro Fígaro. Una obra cómica que se llama La madre que me parió,d irigida por Ana Rivas, directora de Masterchef. Somos todas mujeres y estrenaremos en enero.

No todas las actrices se atreven con teatro...

Ya hice dos y ésta es la más gorda.

¿Presentarías cualquier tipo de programa? ¿Por ejemplo, uno de corazón?

No, no creo. Además yo me he visto en pilotos y no me vi bien. Lo ves tú y lo ve quien lo tiene que ver. No porque haya un problema moral, para nada, porque todo es muy lícito hacerlo. Mira Anne Igartiburu. Pero no me veo, porque no se me daría bien.

¿Te siguen recordando tu paso por SLQH?

Cada vez menos pero sí. A mí me encantaba. Pero es verdad que a veces es mejor refugiarse en un personaje. SLQH nos puso a todos en el mapa y todos, en mayor o menor medida, estamos trabajando.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

dlo
A Favor
En Contra

Hombre, para un magreo rápido tienes y para una buena sobada de melones. Pero tienes razón en que tu belleza es de andar por casa, más teniendo en cuenta que tienes un ojo mirando para Vigo y el otro para Almería.

Puntuación -5
#1