Ramón Campos: "Nos llevamos bien con Telecinco pero no hemos encontrado un proyecto que les encaje"

13/04/2016 - 13:25
  • El jefe de Bambú habla sobre los proyectos que tiene la productora con Antena 3

Ramón Campos es, junto a Teresa Fernández-Valdés, el responsable de la productora Bambú, creadora de numerosas ficciones que emite Antena 3, como Velvet, Bajo Sospecha o La Embajada, que está a punto de estrenarse.

La compañía también trabaja para TVE -produce Seis hermanas- y acaba de ser elegida para poner en marcha la primera serie española que ofrecerá Netflix. Sin embargo, todavía no ha 'colocado' ningún producto en Telecinco.

"Nosotros hablamos mucho con Telecinco y nos llevamos bien con los responsables de Ficción, pero no hemos encontrado el proyecto. Están estudiando propuestas y si en algún momento les encaja, lo haremos", explica Campos durante el FesTVal de Albacete, que fue escaparate de La Embajada.

¿Han terminado de grabar La embajada?

Hemos hecho un parón técnico de tres semanas porque algunos actores tenían compromisos que ya sabíamos cuando empezamos a grabar. Ahora volvemos con los tres últimos capítulos.

¿Está escrito el final?

No, todavía no está escrita esa última línea, estamos acabando el último capítulo. Eso ocurre porque siempre se modifica alguna trama, de repente un actor te funciona de maravilla... A nosotros nos gusta que las series estén muy vivas: en Gran Hotel por ejemplo, la trama de Sofía y Alfredo la cambiamos completamente con los capítulos ya grabados, y decidimos regrabarlo porque consideramos que podía mejorar.

¿Lo dejan abierto a expensas de cómo funciona la serie en el estreno?

No, no con el estreno, nos dejamos llevar por cómo es la audiencia porque si no sería una esquizofrenia absoluta. Sí que lo dejamos abierto para una segunda temporada y entonces sí analizamos los test cualitativos, eso lo hace Antena 3 constantemente: vemos qué tramas han gustado más y se potencian.

¿En qué proceso está 'Fariña', la nueva serie de Antena 3?

La estamos escribiendo, tenemos el equipo de guión montado, al que se ha incorporado también Nacho Carretero, que es el periodista que escribió el libro. Nos estamos reuniendo con narcotraficantes y contrabandistas porque hay una cosa que el libro no transmite tanto: la forma de ser de esta gente, porque una cosa son los acontecimientos y otra, la personalidad. Nacho está realizando la labor de saber quién estaba en qué sitio en cada momento, una información que yo creo que le va a dar para otro libro nuevo. ¿Quién estuvo en tal boda o en tal funeral? No son los grandes datos de la operación Nécora o similares, pero sí que imprime la forma de vivir de aquella gente, cómo se comportaban, cómo hablaban, quién era más violento? Estamos profundizando mucho más en esa parte de la historia para hacerla realista.

¿La idea es entrar a fondo en el tema del contrabando?

En el contrabando del tabaco ya había corrupción política; los contrabandistas pagaban campañas a partidos políticos en Galicia. Hay algunos alcaldes del PP que eran antiguos contrabandistas. Nosotros queremos contar esa realidad; no es una crítica, es una realidad. Pasó y hay gente condenada por ello. Me parece interesante contar algo que estaba bien visto en Galicia. A mí me mandaban mis tíos a comprar tabaco de batea; tú bajabas al bar y pedías Winston americano, que estaba debajo de la barra, te veían los guardias civiles y no pasaba nada, estaba asumido. Lo que no se sabía era el dinero que movía eso, millones y millones de euros. El salto del tabaco a la cocaína fue muy sencillo. En los años 90, el director de la DEA declaró que el 90% de la cocaína que entraba en Europa lo hacía por Galicia; creo que no somos conscientes de la dimensión que tomó aquello, por eso está bien contarlo: desde el punto de vista de los contrabandistas, los conductores, los narcos colombianos, los jueces, los policías, las madres contra la droga? Cómo sucedió todo año a año.

¿Hay reparto para 'Fariña'?

No. Hasta que tengamos al menos la mitad de la temporada escrita no nos centraremos en el reparto. Sí queremos contar con muchos gallegos para que la serie sea muy realista.

'Bajo sospecha' no va a continuar porque no quieren ver "languidecer" la serie. ¿Con 'Velvet' os está surgiendo esa duda?

Esta última temporada empezó más flojo y luego remontó. Al principio sí nos surgió la duda, qué está pasando en Velvet para que la gente que estaba hace 4 meses ahí ya no está, pero al remontar vimos que sí hay historia. Creemos que en Velvet se da el siguiente hecho: los espectadores quieren reírse pero necesitan el drama. La tercera temporada empezó muy suave, muy en comedia, y el espectador tiene esa sensación de ya la veré porque no hay nada que me atrape; cometimos un error que hemos subsanado en la cuarta: hay que agarrar al espectador de las pelotas para que no se marche.

¿La cuarta será la última, para acabar en alto?

No lo sabemos todavía. Estamos dispuestos a que sea la última sin problema si los datos no acompañan. Más de cinco temporadas va a ser difícil que aguante, a menos que nos dé una sorpresa y esta cuarta tenga unos datos increíbles, pero viendo la tendencia? Y que cada vez los espectadores piden más series nuevas, es increíble, sobrevivir bien una segunda temporada es dificilísimo en España. En cualquier caso confiamos mucho en la cuarta de Velvet, hay tramas potentísimas y en el cuarto o quinto capítulo decidiremos si hay quinta o no.

¿Cómo han ido las ventas en Cannes?

Fuimos con La embajada pero es muy difícil vender una serie antes de estrenarla porque no hay datos de audiencia. Está todo en stand by, pero es verdad que el pase para compradores fue muy bien; no se fue nadie, que 70 minutos para ellos es una eternidad, como una película.




Informalia





Comentarios 0