Vídeo | El cambio radical de Angus T. Jones, de 'Dos hombres y medio', dedicado a la religión

Ecoteuve.es
16:17 - 19/03/2014
Más noticias sobre:

Angus T. Jones, más conocido como Jake en la sitcom Dos Homres y Medio, ha reaparecido en televisión con un aspecto físico muy cambiado. El actor ha explicado su marcha de la serie y su decisión de abrazar la fe a través de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

El hijo inocente y 'rellenito' de Alan, que trabajó durante diez años en la serie con Charlie Sheen y Jon Cryer, creció y pasó toda su adolescencia acompañado de las cámaras.

Sin embargo, el actor dejó la serie en la décima temporada. Ahora reaparece en una televisión local de Houston con una poblada barba y pelo largo para dejar claro que abandonó la ficción por motivos religiosos.

Angus hizo unas polémicas declaraciones hace más de un año en las que decía que Dos hombres y medio porque era algo "sucio". En su reaparición se ha reafirmado en lo que dijo, pero se mostró comprensivo con el creador Chuck Lorre. "La serie es como su bebé y yo insulté a su bebé. Desde ese punto pido disculpas, pero por lo demás no me arrepiento de lo que dije".




Informalia





Comentarios 3

#1
19-03-2014 / 20:20
Puntuación 14
A FavorEn Contra

¿Os imagináis a un famoso español convirtiéndose en un cristiano renacido?.

"Últimas noticias:

Jesús Vázquez dice no a la homosexualidad, se hace mormón y se va de misiones a convertir a gentiles y paganos".

XD XD XD

#2
20-03-2014 / 01:45
Hasta yo
Puntuación 10
A FavorEn Contra

A kiko paquirrin dj la religión se la trae al pairo pero se mete en una secta porque está llena de pibas buenas.

#3
20-03-2014 / 09:48
Humano
Puntuación 10
A FavorEn Contra

¿Cuándo empezará a considerarse la adicción religiosa como una grave enfermedad mental? Es más, ¿cuándo empezarán a considerarse las organizaciones religiosas como algo nocivo para la salud individual y colectiva? Y no hablo de espiritualidad, eso es profundo, privado y cada uno juzga si puede ser o no cierto. Pero la locura y el fanatismo al que conducen las religiones organizadas han sido, son y serán un obstáculo para el progreso humano, como las mafias, el egoísmo, los nacionalismos, el belicismo...