Series

Fox estrena 'The Americans', una serie ambientada en el final de la Guerra Fría

  • El 5 de septiembre a partir de las 21.30

The Americans llega en primicia a FOX el 5 de septiembre y se emitirá todos los jueves en formato de doble episodio a partir de las 21.30.

Una de las grandes bazas de la serie es su creador, Joseph Weisberg, un guionista ya veterano con títulos a sus espaldas como Falling Skies o Daños y perjuicios, que además fue agente de la CIA en su juventud, precisamente en la misma época en al que transcurre The Americans y que se ha inspirado en esta experiencia para poner en marcha esta producción.

La ficción también cuenta con actores de renombre como Keri Russell (en la piel de Elizabeth Jennigs, un personaje con fuerza y la frialdad necesarias para que no le tiemble la mano al tomar ciertas decisiones), Matthew Rhys (como Phillip Jennings, un hombre que se disputa entre lo que representa y quién es realmente) , Noah Emmerich (da vida a Stan Beeman, el nuevo vecino de los Jennings que trabaja para la CIA) y Richard Thomas (en la piel del agente del FBI Frank Gaad).

En plena década de los 80, Ronald Reagan es presidente de Estados Unidos y dentro de muy poco se van a dar los primeros pasos para el desmantelamiento del telón de acero. Mientras, una pareja típicamente americana y sus dos hijos llevan una existencia aparentemente cotidiana en un barrio residencial de Washington DC. Sin embargo, nada es lo que parece. Todo cambia de puertas adentro al descubrir que la pareja son en realidad agentes encubiertos del KGB, que residen en territorio norteamericano bajo la tapadera de la normalidad.

Reclutados en su juventud en Moscú, los ahora conocidos como Elizabeth Jennings (Keri Russell, Felicity) y Phillip Jennings (Matthew Rhys,  Cinco hermanos) fueron entrenados para poder pasar por verdaderos estadounidenses y eso llevan haciendo durante más de una década, incluyendo un matrimonio y dos hijos que son reales.

Bajo este punto de partida The Americans invita a una escalada de intriga en el más puro estilo sobrio y afilado de las novelas de John Le Carre. El riesgo permanente que corren los protagonistas y la ambigüedad de sus personajes, al servicio del enemigo pero perfectamente construidos para que el público sea cómplice de sus vicisitudes, contribuyen a hacer de la serie uno de los mejores thrillers políticos del momento junto a Homeland.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin