Series

La durísima confesión personal de Carlota Boza, de 'LQSA': "Mi padre me abandonó cuando tenía nueve años"

  • La actriz ha compartido con sus seguidores el varapalo que sufrió de niña

Carlota Boza tiene casi 20 años. Sin embargo, la joven es conocida por el gran público desde que era muy niña, cuando comenzó su andadura en La que se avecina, serie de Telecinco en la que interpreta a Carlota Rivas, hija de Amador y Maite, los 'cuquis' de la exitosa comedia de Mediaset. 

La actriz además acumula cientos de miles de seguidores en redes sociales, con los que comparte a menudo algunas confidencias sobre su vida privada. Estos días, Boza ha sorprendido a todos al realizar una confesión íntima que hasta ahora nadie conocía.

Lea también: Mediaset anuncia el final de La que se avecina: los planes de Telecinco con su histórica comedia

Todo se desencadenó después de que Carlota informase a sus fans de la triste pérdida de Gilda, su perrita. Tal y como ha explicado, la muerte de su mascota le ha afectado muchísimo, ya que el animal llegó a su vida en un momento muy complicado. Gilda fue un regalo de su madre para se animase y no estuviese tan triste después de que su padre los abandonase. 

El duro varapalo que ha sufrido Carlota Boza con la muerte de su perrita Gilda

"Mi padre me abandonó cuando tenía 9 años. Mi madre, intentando que no estuviera muy triste, me regaló una perrita. Desde entonces ella me ha acompañado en todo", ha escrito la intérprete, que ha querido rendir homenaje a la perrita desvelando el duro episodio de su infancia. Según Carlota, Gilda se convirtió rápido en un apoyo para ella y estaba "en las buenas y en las malas". 

Lea también: ¿Qué fue de Luis Miguel Seguí, el actor que dio vida a Leo en La que se avecina?

La actriz ha publicado varias imágenes junto a su fallecida perrita y sus compañeros de La que se avecina han aprovechado la ocasión para mandarle mensajes de ánimo. Desde Víctor Palmero, Antonio Tejero, Alberto Caballero o su madre en la ficción, la actriz Eva Isanta, han compartido palabras de ánimo a su compañera.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.