Series

Asier Etxeandia, Miguel Ángel Silvestre y el sexo duro de 'Sky Rojo': "Estábamos todo el día... pero yo ya tengo una edad"

  • ECOTEUVE.ES charla con los actores del nuevo bombazo español de Netflix
  • "Un perro me mordió en una escena. Fue un drama", nos revela Silvestre
  • "Sky Rojo' tiene un recorrido muy largo; se podrían hacer 'spin-off", dice Auquer

Dice Esther Martínez Lobato que el trío que forman Asier Etxeandia, Miguel Ángel Silvestre y Enric Auquer en Sky Rojo, el nuevo bombazo de Netflix, es una "maravilla". Y lo cierto es que los creadores de La casa de papel han escrito para ellos unos auténticos caramelos de personajes que cualquier actor querría interpretar.

Etxeandia da vida a Romeo, el proxeneta de El Club Las Novias. "Interpretarlo ha sido un sueño de niño, ha sido acojonante. He partido de la idea de cómo puedes odiar y amar a la vez a un hijo de puta. Es lo que hacen los manipuladores", cuenta a ECOTEUVE.ES el actor, que solo leyó la información que pasaba la productora Vancouver Media sobre la trata y el libro de Mabel Lozano, El proxeneta, como fuente de inspiración.

Lea también: Por qué 'Sky Rojo' va a ser el nuevo pelotazo español de Netflix: sus creadores desmontan la serie

Por su parte, Silvestre y Auquer son Moisés y Christian, los secuaces de Romeo que intentan detener a Coral, Gina y Wendy. "Si iba muy a fondo en entrar en el contexto de lo que estábamos hablando se convertía en una mochila de lastres que luego no me dejaba subir a la superficie. Y esta serie, lo que necesitaba era la flexibilidad más que la profundidad de lo que hablábamos, era el tono y cómo lo interpretábamos", valora el primero sobre el dilema moral de ponerse en la piel de semejante espécimen. 

"El tema es delicado, y yo confiaba plenamente en las personas que estaban detrás", continua diciendo Silvestre, a quien veremos en la quinta temporada de La casa de papel. En este sentido, Asier afirma que el tono de Sky Rojo se aleja de la "cruda realidad": "Está más cerca del cómic".

"Es puro entretenimiento, te lo pasas bomba, sigues la acción, te caen muy bien ellas, son muy entrañables y, de repente, tienes instantes que dices '¿qué horror?' Y luego, la acción te vuelve a amarrar. Es la virtud de la serie: no pretende nada, pero te cala por dentro y te entretiene. Es como estar en un parque de atracciones", opina Moisés en la serie. "Si hubiésemos dramatizado, hubiéramos caído en el cinismo".

Las escenas de sexo duro de Asier Etxeandia en 'Sky Rojo'

Los tres coinciden en que grabar ciertas escenas ha sido durísimo. "Me parecía terrible lo que estaba viendo y lo que teníamos que hacer. Lo haces y llegas a casa agotado. Mi familia me decía: 'Joder, ¿qué escena has tenido hoy? Cuando acabábamos nos íbamos cada uno a su camerino para estar en silencio porque era muy bestia", nos explica Asier. 

Precisamente, Romeo se lleva la palma con escenas de sexo, y en las que humilla a las chicas. "Me ha costado mucho, yo lo siento pero es que tengo una edad. A mí me cuesta una barbaridad estar follando todo el rato. Luego realmente sale muy poquito, pero es que te pasas todo el día... Yo tenía una escena que iban entrando en pelotas y Romeo se va follando a todas las chicas", confiesa. 

"Es un momento pudoroso y en el que uno tiene que hacer un trabajo de respeto con la otra persona. Eso es como duro, pero al final te acostumbras. Es como la vida misma, supongo que como follar. Si llevas mucho tiempo sin follar, luego estás perdido, pero luego follas mucho y dices 'mira, anda, si es como hablar".

Cuando un perro estuvo a punto de "arrancar la cara" a Miguel Ángel Silvestre en 'Sky Rojo'

Mientras tanto, Miguel Ángel Silvestre cuenta que tuvo un percance en la grabación de una de las secuencias en las que Moisés tenía con seis perros. "Me mordió uno de ellos. Fue un drama. Estuve toda la escena rezando para que no se pelearan entre ellos. El caso es que yo tenia que coger a uno de ellos y tener una conversación. Yo pregunté '¿el perro no muerte, no?', porque era un perro de agua y estaba muy nervioso. El tío me dijo 'a ver, no debería'.

"Yo tengo perros y te sé decir cuál no muerde por nada del mundo, aunque le metas un dedo en el ojo, que mi sobrino lo ha hecho", sigue recordando la conversación con un miembro del equipo, que le recomendó que se hiciera "amigo de él". "Yo ya sudando... y en la primera toma, cuando empiezo a hacer el discurso, el perro tiró a morderme. Seguramente, si hubiera querido arrancarme la cara, lo hubiera hecho, pero me marcó. Esa escena me costó sacarla porque cogí un poco de miedo". 

Ya para finalizar, todos coinciden en que Sky Rojo da para mucho más que dos temporadas, las firmadas por ahora. "Tiene un recorrido largo porque creo que es una ecuación que puede funcionar muy bien. Incluso, se podrían hacer spin-offs de los personajes", dice Enric Auquer. "Sería de justicia que hubiera tercera entrega", asiente Exteandía.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin