Series

'Emily en París', la serie de Netflix que ha indignado a los franceses: "Es deplorable"

  • La ficción ha ofendido a los espectadores galos por el retrato que hace de ellos

Netflix ha levantado ampollas en Francia tras el lanzamiento de Emily en París, una nueva serie que hace una caricatura de los tópicos habitualmente atribuidos a los ciudadanos del país galo. Enseguida, los espectadores han puesto el grito en el cielo, lanzando todo tipo de críticas contra la comedia de Darren Star.

La ficción cuenta la historia de Emily, una ambiciosa veinteañera de Chicago que trabaja de ejecutiva en marketing y que consigue de pronto el empleo de sus sueños en París. Todo ello, cuando su empresa compra una compañía de marketing de lujo francesa... y le encarga renovar su estrategia para redes sociales. En su nueva vida parisina, todo son aventuras y desafíos asombrosos mientras hace malabares para ganarse a sus colegas, hacer amigos y gestionar nuevos romances. 

Lea también: Estrenos de series de Netflix en octubre de 2020: Alguien tiene que morir y otras novedades

El problema es que Emily llega a París en forma de imposición y su jefa, Sylvie, no la quiere pero tiene que asumir trabajar con ella por obligación empresarial. Así pues, la serie muestra a Sylvie como una persona estirada, pasada de moda y con una forma de trabajar muy europea y a Emily como una joven moderna, ingenua y sin prejuicios, que tratará de aportarles su visión estadounidense.

Emily en París, la serie que ha indignado a los franceses 

Pues bien, ante esta premisa, la crítica y audiencia francesas no han recibido bien la ficción y se han mostrado muy duros con ella a través de diferentes publicaciones.

Lea también: ¿Qué cuenta 'El dilema de las redes sociales', el documental de Netflix del que todo el mundo habla?

"La serie podría haber sido genial de no haber sido por la caricatura de los franceses. (...) son descritos como arrogantes, sucios, vagos, desagradables, amargados... pero afortunadamente esta joven americana llega para explicarnos cómo funciona la vida", lamentan en AlloCiné. "Es simplemente deplorable, me pregunto por qué actores franceses aceptaron participar en la serie", se queja la publicación. 

Sin duda, una gran polémica que ya preveían algunos de los propios protagonistas de Emily in París. "Nos gusta odiarlo todo. Nuestra ciudad está hecha a base de clichés. Y seguro que nos encantará odiar la serie u odiaremos que nos encante", reconoció a La Vanguardia Lucas Bravo, actor que da vida a Gabriel en la serie, antes de su estreno en Netflix. 

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments