Ethan Hawke: "Es perturbador que EEUU haya permitido el racismo en su ADN"

16:27 - 3/10/2020
  • El actor aterriza en la pequeña pantalla con una serie sobre el abolicionismo

Más noticias sobre:

Volar por libre es la brújula vital de Ethan Hawke, siempre en proyectos personales y arriesgados y que con la asombrosa y muy original The Good Lord Bird, una serie sobre el héroe abolicionista John Brown.

Nominado en cuatro ocasiones al Óscar, Hawke (Austin, EEUU, 1970) debuta en la televisión con doble pirueta en esta serie limitada que ha protagonizado y creado, que adapta la novela homónima de James McBride y que estrena Showtime este domingo en EEUU.

Lea también: Watchmen y Succession, favoritas de los Emmy presentados por Jimmy Kimmel

Con Joshua Caleb Johnson y Daveed Diggs en su elenco, The Good Lord Bird viaja a las vísperas de la Guerra Civil de EEUU para retratar a John Brown, un cristiano radical y abolicionista furibundo que luchaba contra el racismo al considerar que todas las personas, incluidos por supuesto los negros, eran hijos de Dios.

"Es perturbador que EEUU haya permitido el racismo"

Sobre los vestigios de racismo en EEUU, el actor ha sido contundente: "Es realmente misteriosa la infraestructura de este país, que ha permitido que el pensamiento racista sea tan parte del ADN del modo en el que el país se construyó que no parece que podamos desencadenarnos de eso. Es muy perturbador".

En la piel de un lunático blanco que asesina racistas mientras recita versos de la Biblia, Hawke se come la pantalla en esta serie que funde el humor surrealista con la gravedad histórica y que conecta con las reivindicaciones de igualdad de Black Lives Matter.

"Mi madre dirigió una organización en Bucarest durante 20 años. Trabajaba por los derechos de los gitanos y para que la gente entendiera el racismo que ataca a la cultura gitana en Europa oriental", ha declarado a Efe sobre la importancia del antirracismo en su vida ya desde hace varias generaciones.

A lo que agregó: "Y ella hizo eso en gran medida porque tenía 15 años cuando Martin Luther King fue asesinado, vivía en la parte occidental de Texas y su padre estaba profundamente inmerso en el movimiento por los derechos civiles. Así es como fue criada".

Sobre el supremacismo blanco y la industria del entretenimiento y Artes, el actor de El club de los poetas muertos ha recordado lo siguiente: "Los seres humanos somos tribales por naturaleza (...). Y mi tribu siempre han sido las artes. ¿Sabes? No siento un vínculo particular con los blancos si no les importa Miles Davis (...). Las artes son mi pasión. Y encuentro increíblemente frustrante que la bandera de la firme igualdad entre los seres humanos se tire a la basura constantemente".

Sobre referentes del cine y la cultura en general, Hawke habló en la entrevista de algunos creadores antiesclavistas y antirracismo de todas las ramas de las Artes: "Teníamos que preservar la magia de McBride, que es que te hacía reír mientras te contaba la verdad. Tarantino lo ha hecho, los Coen lo han hecho, Mark Twain lo hizo, grandes cómicos como Redd Foxx, Richard Pryor o Chris Rock te pueden hacer reír mientras hacen un comentario extremadamente esclarecedor", repasó el intérprete.

Sobre lo convulso de las polarizaciones actuales en la política, el discurso del odio y los extremismos, Hawke tiene claro que su camino es el pacifismo: "Soy un alumno de Martin Luther King, de Mahatma Gandhi y de Jesús: hay una manera de pasar a la acción sin violencia. Es un camino más difícil, pero lleva a una curación más rápida. La inacción no funciona, no hace nada; y la violencia generalmente crea más violencia: tan pronto como agarras una espada te apuñala alguien. Tenemos un acertijo frente a nosotros".



En Portada



Informalia




Comentarios 0