Joaquín Oristrell: "No sería posible un 'Cuéntame' sin Antonio y Mercedes"

9:49 - 14/09/2020
  • ECOTEUVE.ES habla con Joaquín Oristrell, el cerebro de la mítica serie de TVE

  • También es el director de 'HIT', la nueva ficción que la cadena pública lanza pronto

Hace justo 19 años que TVE estrenó Cuéntame cómo pasó, su serie más relevante de los últimos tiempos y la única que sigue siendo, a día de hoy, un pilar incontestable en la programación de la cadena pública.

La ficción que produce Ganga rueda en estos momentos su temporada número 21, unos capítulos que también han sufrido los retrasos propios por culpa del coronavirus que paralizó todas las grabaciones durante meses.

Cuéntame podría volver a la parrilla a comienzos de 2021. Antes lo hará HIT, el nuevo proyecto de la productora que está dirigido por Joaquín Oristrell. Precisamente él es el coordinador de los guiones de Cuéntame, el cerebro de la mítica serie. En HIT, un profesor (Daniel Grao) llega a un colegio para intentar enderezar (con su controvertido método) a un grupo de chicos rebeldes. Nada que ver con Cuéntame, aunque en estas dos décadas Los Alcántara han pasado por todo.

¿Cómo atajarían los problemas de HIT los protagonistas de Cuéntame que usted conoce tan bien?

Cuéntame es una familia muy tradicional con un padre muy tradicional, Antonio Alcántara, un hombre que es muy difícil que cambie. Cuéntame es un ejemplo de cómo se ha desparramado la sociedad española: cada hijo ha ido por su lado, han tenido de todo y han caído en todas partes los pobres, pero es el dibujo exagerado de España porque pasan por todas las cosas como hemos pasado todos, como es Inés con sus problema con la droga… hablas con gente y te dice: "Tengo a un hijo en rehabilitación, otro no sé dónde". Tenemos un problema gordo, que es un problema eterno, y algo tenemos que hacer. Hit tiene unos métodos a lo largo de la serie muy curiosos, que yo creo que algún profesor nos va a copiar. Algunos hemos copiado de Finlandia y de algunos países, pero tiene cosas interesantes.

¿Han empezado a rodar lo nuevo de Cuéntame?

Sí, hace unos días comencé a grabar, porque este año yo ruedo un capítulo.

¿Cómo va a ser esta temporada?

Pues es una temporada que yo creo que otra vez le vamos a dar un zambombazo a la serie que nos va a dejar pajaritos a todos, no puedo decir más, sólo que va a ser un zambombazo bueno, y que la hemos empezado con muchísima ilusión, con muchas ganas y con mucho miedo porque la pandemia está parando muchas series. Yo ya voy por el cuarto PCR, hay mucho miedo. Luego tenemos a gente mayor en Cuéntame, hay que tener mucho cuidado.

María Galiana.

Lo que pasa es que María es una jabata, ¡ha estado en Mérida haciendo teatro! Es como Urtain.

¿Cómo ha visto el ánimo de los actores en esta vuelta al trabajo?

Para los actores es vida.

¿Cómo ha sido el arranque? Porque empezaron trabajando a distancia, haciendo la lectura de guion por Internet...

Sí, claro, la hicimos por Zoom, pero ya hemos comenzado a rodar y hay un momento en el set en el que todos se tienen que quitar las mascarillas, y yo voy con un parabrisas para que me vean la cara. Y todos tenemos mucho cuidado con los zapatos, con los protocolos, cada atrezzo, cada cosa que llevan los actores va en su bolsa de plástico y personalizada, es bastante dificultoso pero se hace. Para las productoras supone un incremento de un 20% de presupuesto y de esfuerzo tener a gente sólo para eso. Es complicado.

¿Nos enfrentamos a la reconciliación de Antonio y Mercedes?

A ver, Antonio y Mercedes están hechos para estar juntos de un modo o de otro. Ahora, los acuerdos a los que lleguen o los acuerdo a los que no lleguen, ya veremos. Las cosas nunca van a ser como eran, aunque siempre estará la familia. Independientemente de ellos, es una temporada que va a dar que hablar. Os lo prometo, ¡ya me lo diréis!

¿Hay nuevos fichajes?

Sí, sí, fichajes hay. Tenemos a Silvia Abascal, Jan Cornet… van entrando varios.

¿Las tramas arrancan inmediatamente después de donde las dejamos o hay un salto temporal?

No, no, es bastante cerca de donde lo dejamos. Empezamos el 7 de febrero de 1992, pero ocurre algo en el primer capítulo que es… ¡chan!

O sea, que el primer capítulo es decisivo.

Es decisivo. No os podéis perder el primer capítulo porque es decisivo. Estamos muy contentos. Esto que estamos viviendo de alguna forma nos afecta y yo estoy muy ilusionado.

¿Los Alcántara estarán unidos?

La serie arranca con el cumpleaños del padre, todos deciden hacerle un cumpleaños aunque están cada uno en su cosa, y terminada la comida, "cada mochuelo a su olivo", cada uno tiene sus obligaciones porque ya no quieren estar tan pendientes del padre. Pero ocurre algo que les hace estar ahí, les obliga a quedarse. Y ya no puedo hablar más.

[La próxima temporada de Cuéntame tendrá un salto temporal en su trama. Los personajes viajarán hasta 2020 para abordar la pandemia del coronavirus, según Vertele]

El año pasado quisieron rejuvenecer las tramas de la serie centrando más en María y en los hijos para atraer al público joven. ¿Siguen en esa línea?

Sí, estamos en ello. Hay gente joven que nos ve y este año alrededor de María vamos a poner dos chicos que van a estar muy bien. Eso ya se intentó con la trama de Carlos y Karina, pero tras su marcha nos dedicamos también mucho a los padres. Ahora los padres estarán presentes pero también hay tramas más jóvenes con los chavales. Ahí vamos, intentando que no os aburráis nunca.

Muchos se preguntan si es posible un Cuéntame sin Antonio y Mercedes. ¿Usted qué cree?

No. No, sería otra cosa. Y sería otra familia. A mí me encantaría, si fuera americano, hacer una serie de un mexicano que pasa clandestinamente ahí y es Antonio Alcántara, pero que se llame Pancho Guzmán o lo que sea, y que se cuente la historia de Estados Unidos como se ha contado Cuéntame. Me encantaría.



En Portada



Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.