VÍDEO | El 'padre' de 'LQSA' muestra las 'tripas' de la serie: así es Mirador de Montepinar "antes de triturarlo"

17:08 - 4/06/2020
  • Alberto Caballero realiza un tour virtual por los decorados de la exitosa comedia

Más noticias sobre:

Mirador de Montepinar tiene los días contados. Alberto Caballero ha hecho un tour virtual por los decorados que dan vida a la comunidad de La que se avecina. Cuando terminen de grabar la segunda parte de la temporada 12, será el momento de "sacar las hachas" y "triturarlos" a la espera de su futuro, que pasa bien por una mudanza o por un spin off.

Lo que es seguro es que el decorado de Montepinar desaparecerá en breve, puesto que el equipo deberá marcharse del actual plató porque Contubernio, la productora, no llegó a un acuerdo con los estudios de grabación de Kulteperalia, propiedad de José Luis Moreno, tío de Caballero.

Lea también: Antonio Pagudo explica su salida de 'LQSA': "Nos cambiaron las condiciones y no llegamos a un acuerdo"

Como pequeño homenaje, y mediante pequeños clips, Alberto Caballero muestra las tripas de Montepinar sacando a la luz algunos trucos desconocidos por los espectadores: escaleras que se pierden, las vistas del bar de Coque a la habitación de Enrique Pastor, la terraza de Fina...

Lea también: ¿Por qué la temporada 12 de 'La que se avecina' se estrena en Amazon Prime Video y cuándo se verá en Telecinco?

"Como me lo estáis pidiendo (frase de influencer), os iré subiendo de los decorados de Montepinar por dentro antes de destruirlos", escribe el 'padre' de la exitosa ficción de Telecinco, ahora también en Amazon Prime Video. "Así veis el chocho que hemos tenido aquí montado durante 13 años".




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.