Irene Ferreiro y Alba Planas ('SKAM'): "Prometimos no hablar más de 'La Resistencia': fue ridículo"

10:20 - 11/01/2020 | 10:34 - 11/01/20
  • ECOTEUVE.ES habla con las actrices protagonistas de la popular serie adolescente

  • "Mis padres prefieren no saber si hago fuera de casa lo que se ve en la serie", dice Alba

  • "Hay que dejarse de prejuicios y de que importe tanto la imagen que damos al exterior"

Más noticias sobre:

SKAM España, la exitosa serie juvenil de Movistar+, estrena sus nuevos capítulos, protagonizados por Nicole Wallace. En esta serie, cada temporada está protagonizada por un personaje que se encarga de llevar la trama principal.

Alba Planas e Irene Ferreiro (Eva y Cris) lideraron la primera y segunda tanda de capítulos, respectivamente, y se convirtieron en rostros con gran popularidad entre el público joven de Movistar+. 

De hecho, la serie alcanzó su mayor pico de popularidad con la emisión de su segunda temporada, donde su protagonista (Cris) desarrolló una historia LGTBI con una de sus compañeras de instituto que se viralizó de una forma masiva.

Lea también: Nicole Wallace protagonizará la tercera temporada de 'SKAM España': "Nora esconde muchas cosas"

ECOTEUVE.ES habla con Alba, Irene y Begoña Álvarez, productora ejecutiva y directora de SKAM España, sobre la buena acogida que ha tenido en nuestro país un proyecto que nació en Noruega.

¿Tenéis miedo a las comparaciones con la serie original?

Begoña: La verdad es que no, cuando Movistar nos propone este proyecto nosotros tenemos claro que desde el principio queríamos afrontarlo desde el respeto por la adolescencia. Lo primero que hicimos fue entrevistar a decenas de adolescentes para saber cuál es su realidad, cómo se sienten, qué les gusta ver en televisión y con qué se identifican. Y siempre hemos tenido claro que desde el respeto y el cariño pocas cosas pueden salir mal.

Alba: Lo primero que nos comentaron cuando nos cogieron para la serie es que el remake de España iba a intentar representar la cultura que tenemos aquí.

Cris: Además, los poquitos años de diferencia que hay entre la noruega y la española hace que cambien mucho las cosas. Es un contenido que se va actualizando todo día a día.

En la serie utilizáis jerga juvenil. ¿Los guiones son cerrados o ellas tienen licencia para modificarlo aportar ideas?

Begoña: Tienen todas las licencias, la ultima lectura de guion la hacen ellas, como no podría ser de otra manera. Imagínate una persona de mi edad tratando de hablar como chicos de 18 años... No sería creíble.

Eva: Sí que participamos. Nos gusta hacerlo guay y que sea realista. [Se dirige a la productora] ¿Cómo era lo que decías tú Bego? Una cosa que estaba escrita en mi parte del guion... 'Vas un poco piripi' (risas).

Cris: También ponía 'Mola todo' o 'Qué piojo vas, tía' (risas).

Begoña: Esto solo funciona si ellas de verdad hacen suyo el personaje y si nosotros tenemos claro lo que queremos contar, pero siempre siendo ellas las que lo ponen en su boca y las que lo defienden. La mayor parte del éxito de la serie depende de ellas.

SKAM retrata muy bien la realidad de los adolescentes. ¿Cómo lleváis con vuestros padres el tema de algunas tramas como son el alcohol, las fiestas...? 

Irene: Mi madre sabe cómo soy y todo lo que hago, cuando lo ve en SKAM dice: "Hija. ya lo sé. Sé que hacéis estas cosas". 

Alba: Mis padres prefieren no saber mucho del tema y pensar: "Si lo hace, que lo haga en la ignorancia". (risas)

¿Cómo fue vivir la primera temporada con vuestras redes sociales cerradas? [Los actores de la serie tenían prohibido tener sus redes personales abiertas] 

Irene: Al principio se nos hizo bastante raro, pero luego hasta lo agradeces, no tienes la presión de lo que son las redes sociales en sí. Es decir, si ya suponen presión para cualquier persona, imagínate de repente cuando pasas de tener el Instagram cerrado con 500 seguidores, a abrirlo y tener 200.000, es una gran responsabilidad. También es cierto que es muy guay poder hablar por fin con la gente que nos sigue, a la que la serie ha ayudado...

La serie ha obtenido un gran reconocimiento y ha llegado a una gran cantidad de gente. ¿Cómo vivís este éxito?

Alba: Yo vivo bien con el éxito (risas). No, es broma, pero es verdad que estamos todas muy contentas de que se valore el tremendo trabajo de todo el equipo. Además, por otro lado, estamos muy agradecidas de que, como espectadoras que no dejamos de ser adolescentes, existan series  de este tipo, tan útiles y que pueden ayudar mucho.

Fuisteis muy virales hace unos meses con vuestra broma en La Resistencia ¿Cómo se os ocurrió eso?

Irene: Fue obra del hermano de Alba. Todo un genio.

Alba: Así es. En unos años se hablará de él (risas). Bueno, voy a hacer una excepción porque prometí no hablar nunca más de La Resistencia y está en una lista de cosas de las que no quiero hablar nunca.

Irene: Totalmente, fue ridículo.

Alba: Mi hermano tiene 17 años, es muy fan de La Resistencia y me dijo: "¿Qué vais a hacer con lo del dinero?". Yo le dije que no sabía, que somos muy básicas. El me respondió: "¡Haced lo del gesto!" [el símbolo de juntar el dedo indice con el pulgar, simulando una "o"], ya que el programa había puesto un tuit, contestando a los fans que pedían entradas, gastándoles una broma, mandándoles a un link con este gesto. Al principio dudamos un poco, porque pensamos que podía ser un poco ridículo.

Irene: Al final fue lo único no ridículo de la entrevista (risas). Para que te hagas una idea, era primera entrevista que íbamos a dar en nuestra vida, y cogen a dos chavalas con ansiedad, como nosotras, y las llevan a La Resistencia. Les pareció una maravillosa idea (ironiza).

Alba: Os voy a contar una anécdota rápida al respecto: Mis padres no pudieron ver el programa. Y cuando lo vieron en diferido, coge mi madre y lo primero que me dijo fue: "Hija, por que chupas pilas" (risas). Fue muy bochornoso.

Durante estos meses habéis pasado mucho tiempo con el reparto, todo el verano. prácticamente. ¿Cómo ha sido pasar tanto tiempo juntas?

Alba: Yo estoy deseando perderles de vista ya (bromea).

Irene: Claro, tú como vives cómoda en tu éxito (risas). No, ahora en serio, yo creo que ya somos como una segunda familia. No solo nosotras, el equipo, todo el elenco... Pienso que a parte de la experiencia y lo que nos va a suponer laboralmente hablando, lo que más nos llevamos dentro es a la gente.

¿Qué se puede esperar la gente de esta nueva temporada?

Irene: Mucha sororidad, empoderamiento femenino, dejarnos de prejuicios y de que nos importe tanto la imagen que damos al exterior.




Informalia




Comentarios 0