Ruth Lorenzo, 'secuestrada' y TVE, 'hackeada': el misterioso proyecto de Playz

16:34 - 20/11/2019
  • La cantante aparece esposada e inconsciente en un vídeo que busca hacerse viral

Playz, la plataforma digital de RTVE que pone su enfoque en el target más juvenil, ha lanzado este miércoles lo que parece ser su nuevo proyecto, una idea cargada de suspense e intriga que apunta a ser todo un juego interactivo con los espectadores.

La actividad ha comenzado a través del Twitter oficial del propio canal, donde se ha hecho saber que un 'personaje misterioso' había hackeado todas las cuentas oficiales de playz y secuestrado a la cantante Ruth Lorenzo. 

El Twitter oficial de la plataforma, supuestamente hackeado, ha cambiado su foto de perfil, y ha empezado a mostrar una persona con una máscara en la que aparecen dibujados dos ojos y una boca cuadrangular de color rojo; y el nombre ha sido modificado a #Elgransecuestro. 

Lea también: Ruth Lorenzo: "Me ofrecieron una serie en Reino Unido; dicen que puedo ser buena actriz, pero no lo tengo tan claro"

La cuenta ha sorprendido también con un par de tuits que se salen de la linea normal de lo que solemos observar en la red social de Playz. Se trata de dos vídeos del canal 24h, también propiedad de RTVE, donde se puede ver a una presentadora desarrollando la noticia del secuestro en un programa de informativos, así como el testimonio de un policía, que asegura estar interrogando al entorno más próximo de la victima, Ruth Lorenzo.  

Youtube, también integrado en el 'secuestro' de Ruth Lorenzo

Sin embargo, este desconocido personaje no solo se ha hecho con la cuenta de Twitter, también 'controla' la cuenta de YouTube, en la que está realizando un vídeo en directo donde continúa la historia protagonizada por Ruth Lorenzo.




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.