Muere Nicolás Dueñas ('Aquí no hay quien viva'), a los 78 años, a causa de un cáncer

3/11/2019 - 11:50 | 10:48 - 4/11/19
  • El actor español será incinerado el domingo en el Tanatorio Sur de Madrid

Nicolás Dueñas falleció el sábado 2 de noviembre en la capital española a los 78 años a causa de un cáncer. El actor será recordado por mucha gente por su papel como Rafael, el padre de Lucía, en Aquí no hay quien viva, exitosa serie de Antena 3.

Dueñas nació en Consuegra (Toledo) en 1941 y quince años más tarde debutó en la gran pantalla con La busca, de Angelino Fons. Además, el actor también protagonizó papeles en filmes como El crimen de Cuenca (1980), Gary Cooper, que estás en los cielos (1980) y Tu nombre envenena mis sueños (1996).

Lea también: Brian Tarantina ('La maravillosa Sra. Maisel') fallece a los 60 años en su casa de Manhattan

Asimismo, Dueñas formó parte de importantes ficciones de televisión. El súper, Mediterráneo, El comisario, Hermanos y detectives y La familia Mata, entre ellas. Sin embargo, el punto álgido de su popularidad como actor vino con su papel en Aquí no hay quien viva.

Respecto a su vida privada, el actor era padre de Lola Dueñas, actriz española conocida por papeles como Rosa en Mar adentro, con el que ganó el Goya a mejor interpretación femenina protagonista, o Matilde en Hable con ella. La vástago del toledano nació de su matrimonio con María Navarro, exmánager de Isabel Pantoja.

Las redes sociales se vuelcan con el Nicolás Dueñas

Tras confirmarse la noticia, multitud de mensajes han inundado las redes sociales lamentando la pérdida de uno de los últimos supervivientes del Teatro Español Universitario de Madrid. El actor será incinerado el domingo al mediodía en el Tanatorio Sur de Madrid donde se encuentra la capilla ardiente.



En Portada



Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.