La nueva vida de Christian Chávez, Giovanni en 'Rebelde': "Perdí muchos trabajos cuando dije que era gay"

21/10/2019 - 18:31
  • El actor de la mítica serie juvenil mexicana reaparece en 'Mónica y el sexo'

Mónica Naranjo se desplazó a México en la quinta entrega de Mónica y el sexo, programa de Cuatro en el que la cantante viaja a diferentes países para ver cómo se afronta este tema en cada punto del planeta. Allí, la cantante pudo hablar con el actor y cantante Christian Chávez, que reapareció ante las cámaras de la televisión española 15 años después del estreno de Rebelde. 

El artista mexicano daba vida a Giovanni en la mítica telenovela juvenil de Televisa y fue integrante del grupo RBD que formó junto a otros cinco protagonistas de la ficción: Anahí Puente (Mia Colucci), Dulce María (Roberta), Alfonso Herrera (Miguel), Christopher Uckermann (Diego) y Maite Perroni (Lupita). Juntos, dieron la vuelta al mundo en una gran gira internacional que fue impulsada por el éxito de la serie.

Lea también: Mónica Naranjo relata sus experiencias sexuales con mujeres: "Nos conocemos y apretamos el click adecuado"

Sin embargo, no todo fueron alegrías para Chávez, que tuvo que ocultar su sexualidad durante varios años hasta que en 2007 -en el punto álgido de su carrera-, se vio obligado a salir del armario después de ser coaccionado por un anónimo. "Salieron unas fotos con las que intentaron chantajear al productor de la serie", desveló el actor, en alusión a unas imágenes que se filtraron de su boda en Canadá con su ya exmarido. 

Christian Chávez explicó que en ese momento, habló con el responsable de la serie para afrontar la situación: "Le dije que a mí me hubiera encantado ver cuando era pequeño a una figura en la televisión que dijera: 'Soy yo, soy gay, estoy casado, soy exitoso y no tengo ningún problema", aseguró añadiendo que el productor de Rebelde le animó a que lanzara un comunicado a la prensa confirmando su realidad.

"Mi padre me dijo que me iban a linchar, a gritar y a apedrear. Me dijo que se iba a acabar mi carrera. Yo le dije que para mí, lo más importante era que estaba enamorado", declaró antes de recordar que la reacción de la gente, de sus fans, terminó siendo positiva. "Al día siguiente, tenía un concierto y estaba muy nervioso. Tenía mucho miedo. Salí al escenario y la gente empezó a aplaudir y fue un momento de liberación tan bonito y tan especial porque salieron mis otros cinco compañeros a abrazarme. A partir de ahí, he sido libre", aseguró.

"Perdí muchos trabajos cuando dije que era gay"

No obstante, enseguida la situación se empezó a torcer en el plano profesional. "Al principio todo era aplausos, que bien el amor, que bueno que se acepte cómo es... pero se me empezaron a caer trabajos, propuestas, campañas... Las marcas tenían como excusa que iban dirigidas a las familias. Y yo decía: ¿Un gay no puede ser parte de la familia? ¿Un gay no puede formar su propia familia?", lamentó.

Christian Chávez confesó que en aquel entonces, tuvo que abandonar su carrera como actor: "Me decían que al salir del armario, la gente iba a saber que era gay y no me iban a dar papeles de heterosexual. Y muchas de las campañas que se cayeron, sus directores eran gays, pero decían que no convenía a la marca que fuera gay", lamentó el intérprete que, pese a todo, promete que no tiene el corazón herido. 

"Lo tengo sanado. Fue un proceso, no sólo externo, primero fue interno. Amo lo que soy y agradezco a Dios ser gay y no lo cambiaría por nada. Me amo y sé que todo lo que he logrado es por esa parte de mí que tanto traté de negar", sentenció Chávez, que fue reconocido por su visibilidad al colectivo LGTBI en México en un acto al que pudo asistir el programa de Cuatro. 




Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.