elEconomista.es

Eureka

Eureka


Cuando la Segunda Guerra Mundial llegó a su fin el presidente Harry S. Truman, con la ayuda de Albert Einstein y de otros asesores de su entera confianza, encargó un proyecto de alto secreto en una remota área de la costa pacífica, que serviría para proteger y cuidar a los más valiosos intelectuales del país. Un lugar donde los grandes pensadores, los supergenios que trabajan en la nueva generación de avances científicos, puedan vivir y trabajar en un ambiente selecto. Una comunidad creada para rivalizar con el más idílico de los pequeños pueblos americanos, pero con una gran diferencia, este pueblo nunca aparecería en ningún mapa, al menos no en ninguno que no haya sido clasificado por el Pentágono.

Puntúa la serie
9,00100
Tu puntuación:
Valoraciones

Reciba las últimas noticias de Eureka y Ecoteuve.es
Más vistos
Ayer
Mes
Año
Últimas noticias
Noticias más leídas