Un señora ¿ebria? abandona 'First Dates' estallando contra Carlos Sobera: "Me cago en tu madre"

17/07/2019 - 12:20
  • Su acompañante insinuó en la cena que la mujer iba en estado de embriaguez

Carlos Sobera se ha encontrado de todo en First Dates. El presentador está acostumbrado a ver desfilar por el restaurante del programa a todo tipo de personajes. Sin embargo, este martes el dating de Cuatro vivió un momento de lo más surrealista con la participación de Nati, una comensal hiperbronceada de lo más estrafalaria.

La señora, de 63 años, explicó que era funcionaria de Oviedo, donde asegura que es famosa entre la población: "Yo nunca estoy sola, pero soy muy independiente. No tengo amigas porque me gusta ir a mi bola, pero como soy muy conocida en Oviedo siempre estoy con gente", empezó contando al presentador.

Lea también: Desternillante confusión en First Dates: Rouco Varela es el único actor porno que conozco

El vasco se interesó enseguida por su situación sentimental y le preguntó qué tal le ha ido en el amor. "Mal, porque siempre fui demasiado guapa, muy presumida e iba de punta en blanco, y entonces los que a mí me gustaban se pensaban que era una pija. Sólo venían los caraduras para lo que venían", recordó.

Nati desveló entonces que estuvo casada pero que su marido la abandonó cuando su hija con él sólo tenía cinco meses: "Entonces ya lo maté, hay que matarlos a todos", dijo contundente ante la atónita mirada de Sobera. "Mi humor es así", señaló la señora para tranquilizarlo. "A mí me llaman Nati la auténtica, y en Oviedo soy famosísima", insistió antes de conocer a su acompañante. 

Este se llamaba José Luis, un jubilado de 74 procedente también de Oviedo, y aterrizó en el dating en busca de alguien "que me sepa comprender y que me llame la atención. Solo pido sinceridad y amor". A su encuentro con Nati en la barra, él pidió una cerveza con alcohol y la mujer le miró con mala cara. "Voy a mojar los labios en el vino", dijo con inquina. 

Fue entonces cuando José Luis confesó que no le gustaba Nati: "Cuando me la presentó pensé en decirle a Sobera 'yo marcho para casa", reconoció al tiempo que ella soltaba otra de sus lindezas. "Físicamente no me gustaría ni 'jarta' de grifa". "Ella vive en Oviedo en la calle de los vinos, y yo en cuanto la vi me di cuenta de que ese no era el primer vaso de vino que tomaba", aseguró el hombre insinuando que su acompañante se encontraba en estado de embriaguez. 

Durante la velada, Nati siguó haciendo alarde de su especial sentido del humor y en el momento de la decisión final ambos se mostraron de acuerdo en no tener una segunda cita con el otro. No obstante, Nati se guardaba un último 'tiro' dirigido por sorpresa a Carlos Sobera. Al despedirse del presentador, le reprochó el poco ojo que habían tenido con su cita. "¡Has dado en el clavo! ¡Me cago en tu madre!", le susurró mientras le daba dos besos. Sobera se lo tomó con humor y no pudo evitar romper a reír.




Informalia




Comentarios 1

#1
18-07-2019 / 09:18
Argantonio
Puntuación 3
A FavorEn Contra

La palabra inglesa "dating" sobra, se debería sustituir por programa, estudio, espacio, o cualquier otra.