La alegría de Lydia Lozano en 'Deluxe' tras la boda de Belén Esteban: "¿Estoy piripi? Yo no he bebido"

10:47 - 23/06/2019
  • La colaboradora de 'Deluxe' protagonizó uno de los momentos más anecdóticos de la noche

La presentadora protagonizó una surrealista entrevista en el programa de Telecinco.

Sábado Deluxe analizó algunos los detalles de la boda de Belén Esteban y contó con el testimonio de algunos invitados que hablaron en directo para el programa.

Lea también: Las lágrimas de emoción de Belén Esteban con los mariachis que Ana Rosa le ha enviado a su casa por su boda

La conexión más surrealista fue la protagonizada por Lydia Lozano, muy contenta ante las cámaras de su programa a pesar de que había tenido que dejar el banquete a la mitad para atender a sus compañeros.

Los colaboradores que estaban en plató bromearon sobre la actitud de la periodista, que no paraba de reír y hacer bromas. Algunos le dijeron que estaba "achispada" o "piripi".

"Esto es indignante, yo no he bebido", contestó. Cuando le preguntaron quién era la peor vestida, aprovechó para salir por la tangente. "No me acuerdo. ¿No decís que estoy piripi?".

Desde plató le pidieron que hiciera un "control de alcoholemia" y ella no dudó en ponerse en posición para demostrar que sabía mantener el equilibrio. Luego bailó el Chuminero dedicado a la novia y, al despedirse, dio un manotazo al micrófono sin querer y éste acabó por los aires.




Informalia





Comentarios 1

#1
23-06-2019 / 19:07
Puntuación 2
A FavorEn Contra

La diferencia entre Lydia y muchos de sus compañeros es que es una tía educada, feliz, le gusta disfrutar de los buenos momentos, no es envidiosa ni está amargada y reventada....vamos una tía a la que se la puede invitar a cualquier evento y se lo pasará bomba y con gracia...

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.