Los Morancos cuentan cómo se burlaron del rey Felipe VI en 'Mi casa es la tuya'

11:17 - 22/06/2019
  • El dúo cómico relató las anécdotas de estos 40 años en la profesión

Los Morancos visitaron Mi casa es la tuya  donde contaron numerosas anécdotas a lo largo de sus 40 años en la profesión. Además, relataron cómo le "tomaron el pelo" al rey Felipe.

César y Jorge Cadaval estuvieron en el programa de Bertín Osborne. Cuarenta años subidos a los escenarios para hacer reír a la gente es el  resumen de la carrera profesional de Los Morancos. 

Lea también: Juan Jose Padilla revela su confesión más dura en Mi casa es la tuya: Tuve que recoger el ojo del suelo

Durante estos años los cómicos vivieron situaciones de lo más variopintas una de ellas cuando se "quedaron" con el rey Felipe. En los primeros años de los humoristas Jorge Cadaval triunfaba con el sketch del americano.

Y aprovechando este éxito no dudó en gastarle una broma al entonces príncipe de Asturias. Con un fingido acento norteamericano el cómico comenzó a establecer un diálogo con el rey Felipe. 

"Yo soy de Estados Unidos, de California", dijo Jorge al Rey. Comenzaron a hablar y el cómico le comentó que hacía calor en Sevilla fue entonces cuando el rey Felipe le replicó: "Pues en California también hace mucho calor", detalló el cómico. 

Jorge reveló a Bertín que estuvo diez minutos quedándose con él "hasta que llegó mi hermano César y empezó a hablar con nosotros". El Rey inmediatamente se dio cuenta de quién era en realidad y desde entonces cada vez que se ven el rey Felipe se lo recuerda: "¡Qué calor hace en California!".




Informalia




Comentarios 1

#1
22-06-2019 / 12:57
ANALISTA DE HECES
Puntuación -3
A FavorEn Contra

A ESTE PAR DE SUBNO RMALES HABRÍA QUE METERLES UNA MIE RDA DE PERRO POR LA BOCA Y HACERSELA TRAGAR

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.