La confesión de Marhuenda en el 'funeral' de Sardá en #0: "Era un pijo-progre con más éxito que yo con las mujeres"

11/06/2019 - 19:17
  • El tertuliano sorprendió al periodista catalán en 'El cielo puede esperar'

Movistar+ emitió este lunes una nueva entrega de El cielo puede esperar, formato en el que varios personajes famosos acuden a su propio funeral. Tras experimentar su ficticia muerte, el protagonista de cada programa es testigo directo del homenaje que le rinden familiares y amigos. Este 10 de junio era el turno de Xavier Sardá.

Tras ser aniquilado por unos marcianos mientras tocaba el saxo, Sardá accedió al limbo desde el que pudo escuchar lo que decían de él sus allegados. Nadie se quiso perder la cita: Boris Izaguirre, Mariano Mariano, Gemma Nierga o Ramoncín fueron algunos de los asistentes al entierro. Sin embargo, la presencia de Francisco Marhuenda fue la que más sorprendió a los espectadores.

Lea también: Paco Marhuenda defiende a Vox en La Sexta noche: "No son ni machistas ni racistas"

El periodista quiso estar presente en el funeral de su compañero de debates políticos e ironizó con la relación que mantienen. "Que nadie se asuste que no voy a hacer una tertulia ni mirar en Wikipedia que es lo que hacemos los tertulianos profesionales. Lo bueno es que hoy me libro de que Sardá me interrumpa", bromeaba mientras el catalán se reía a carcajadas.

"Para mí era como un niño grande, gamberro, que antes de cada programa me decía 'vamos a montarla'. Éramos buenos amigos, me deja un gran vacío porque al pelearme con él nunca te enfadabas", recordó Marhuenda, que confesó no poder vivir sin él. "No sé cómo voy a ir a La Sexta Noche este sábado, voy a sentir el vacío de no verlo ahí de frente. Te echaré mucho a faltar, seguiré pensando que eras el progre perfecto simpático, inteligente, rico, y con más éxito que yo con las mujeres".

Tras acabar su discurso, Sardá confirmó que a pesar de sus piques ideológicos, mantiene una buena amistad con él. "Es cierto que con Marhuenda nos arañábamos dialécticamente, nos poníamos nerviosos de verdad en las tertulias, pero cuando llegaba la publicidad, quizá los primeros 30 segundos íbamos cada uno por nuestro lado, pero después nos preguntábamos por nuestra vida. La verdad es que teníamos una relación muy óptima", sentenció.




Informalia




Comentarios 1

#1
12-06-2019 / 12:47
Puntuación -1
A FavorEn Contra

"...La verdad es que teníamos una relación muy óptima". Que un periodista utilice un calificativo como es óptima, de tipo absoluto, con un muy, que es comparativo resulta bastante chocante. ¿Qué aprenden los periodistas en la facultad, aparte de jugar al Mus? Claro que si en estos estudios tienen de profesor a un Maruhenda, pues no es de extrañar. No debe tener mucho tiempo para dedicarlo a sus estudiantes, viendo el pluriempleo sin incompatibilidades que gasta el "gachó".

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.