Patricia Conde: "Ya no me creo a los ofendidos, se dan demasiada importancia"

10/06/2019 - 9:59
  • ECOTEUVE.ES entrevista a la presentadora de 'Dar cera, pulir #0'

  • "Por tomarnos en serio a nosotros mismos, terminamos arruinando nuestra imagen"

Patricia Conde ha regresado a Movistar+ con un nuevo proyecto que le vuelve a unir profesionalmente con Ángel Martín. Desde el pasado martes presentan Dar cera, pulir #0, su segundo programa en la cadena tras el extinto Wikileaks. 

Los humoristas retoman la fórmula de 'zapping' con la  que triunfaron en Sé lo que hicisteis... hace una década. La diferencia es que ahora 'dan cera' a los principales rostros de la televisión de Telefónica.

"Movistar nos ha demostrado que quiere hacer autocrítica y es una gran estrategia", comenta la presentadora para ECOTEUVE.ES.

Lea también: David Ferrer da la respuesta más exacta a la pregunta del sexo y el dinero de Broncano: "Has tragado saliva, ¿eh?"

¿Cómo surgió hacer este programa, tras la cancelación de Wifileaks?

Cuando estaba terminando Wifileaks, ya sabíamos que no se iba a renovar. No tiene nada que ver la audiencia, fue una serie de historias que no cuajaron. Lo que hemos hecho es coger lo mejor de Wifileaks. En aquel momento, yo hablaba mucho con Ángel [Martín] y decía: "¿Por qué no cogemos esos 'sketches' con Unax Ugalde, con Óscar Jaenada…?".

¿No le limita el hecho de comentar sólo contenido de Movistar?

No, la plataforma es grande. Además, también tenemos Netflix.

Sé lo que hicisteis... se hacía en el plató de enfrente. ¿Ha sido emocionante volver a un lugar tan significativo?

La verdad es que yo siempre he estado en Globomedia. Además, vivo aquí al lado y vengo a ver a amigos continuamente. Siempre lo veo todo como un 'continuará'. Como dice Brad Pitt en Guerra Mundial Z, si no te mueves, te mueres. Es que, además de guapo, es listo [risas].

¿Cómo ha sido tener que volver a hablar de televisión después de tantos años?

Es un tema del que siempre estoy hablando. Cuando nos sentamos mis amigos y yo en una sobremesa, nos gusta mucho hablar de series y formatos que vemos bajo demanda. Lo que ocurre es que no tenemos tiempo para ver contenido programado para 'esta' hora. Yo hace muchos años que no veo la televisión de esa forma.

¿Es el tipo de formato que más le ha gustado hacer?

Yo disfruto mucho cuando el formato me gusta, no sé de qué depende. Disfruté mucho haciendo la serie de BuenAgente: me gustó ponerme el uniforme de policía, ya se te ponía 'la mala hostia' desde por la mañana. Lo que pasa es que también disfruto mucho cuando me siento con Ángel [Martín] a hablar de televisión y a reírnos en contextos en los que no nos podemos reír: cuando hay jefes cerca, por ejemplo. 

¿Puede llegar a ser clave este escenario tan 'underground' a nivel de audiencias?

Decidimos que fuese en un sótano porque nos hacía mucha gracia autocriticarnos. Creo que hemos acertado en elegir algo más creativo, porque el plató de Wifileaks era un escenario más al uso.

En el primer programa se emitió un 'sketch' con Mario Casas con motivo de 'Instinto'. ¿Le dio vergüenza grabarlo? 

Muchísima. La gente no se lo cree, pero yo soy muy tímida. Mario venía de promoción por Instinto a Movistar y tenía diez minutos con nosotros. Así que me estudié el guion en maquillaje. La primera vez que lo hicimos salió perfecto, pero luego me dijeron que tenía que grabarlo de nuevo. "Mírale más directamente el paquete", me decían. Yo me empecé a poner muy roja, pensando que ojalá acabara eso pronto, porque Mario también estaba pasando vergüenza.

¿Cómo es 'dar cera' a Movistar?

Movistar nos ha demostrado que quiere hacerse autocrítica y es una estrategia muy buena, incluso con las series extranjeras. Vamos a ver qué dicen los de Juego de tronos… Es muy bonito reírse de uno mismo. En el programa de Andreu [Buenafuente] lo comentamos el otro día: por tomarnos en serio a nosotros mismos, terminamos arruinando nuestra imagen. Sin humor, sería imposible manejarte en el día a día actualmente. 

Vistas las polémicas que han rodeado en los últimos meses a compañeros suyos, como Dani Mateo, ¿cree que ahora se pone más trabas a la hora de hacer humor?

Partiendo de la base de que a mí no me gusta nada la polémica (recuerda que soy del signo Libra, el equilibrio), si vienen a hacer polémica conmigo, yo paso de todo.

Desde que se le dio un altavoz a todo el mundo, las redes sociales, donde todo el mundo es opinólogo y ofendido, yo no me meto en ese circo. Nos estamos pasando la raya. Poner un chiste muy antiguo en Instagram y que la gente diga: "¿Y si fuese al revés, y si fuese el marido en vez de la mujer?". Me siento como una extranjera que no entiende nada, porque mis padres me han criado desde la libertad y el sentido del humor. Yo sé lo que me hace gracia y conozco los límites del humor. Nunca haría un humor agresivo, por ejemplo. Últimamente no me creo tanto a los ofendidos, es gente que se toma demasiado en serio a sí misma, que se da excesiva importancia.




Informalia




Comentarios 0