Carolina Castedo ('Masters de la reforma'): "No es fácil para las mujeres abrirse camino en la construcción"

27/05/2019 - 16:25
  • ECOTEUVE.ES entrevista a la jueza del talent de interiorismo de Antena 3

  • "Mi rol es el de seria o cañera; no quiero decir la mala, pero sí el perfil menos amable"

  • "Manel Fuentes es un súper profesional, he aprendido mucho de él", afirma

Carolina Castedo es miembro del jurado de Masters de la reforma, el talent de decoración e interiorismo de Antena 3.

Licenciada en Arquitectura Técnica, esta madrileña es la 'jefa de obra' y jueza del programa -junto a Pepe Leal y Tomás Alía-: "Mi rol es el de la seria, la cañera y no quiero decir la mala, pero sí soy el perfil menos amable entre mis compañeros", reconoce Castedo a ECOTEUVE.ES.

Lea también: Manel Fuentes: "Más que manitas, soy un manazas"

Con una trayectoria de más de 20 años en el sector de la construcción, Carolina Castedo asegura haber vivido con mucha tensión el crecer profesionalmente en un mundo de hombres que, según explica, sigue siendo machista: "Como mujer, no es fácil abrirse camino en este sector", lamenta la arquitecto, que espera que su presencia en el programa de Antena 3 sirva para romper con este tipo de clichés. 

¿Cómo se le presentó la oportunidad de participar en Masters de la reforma?

Pues fue un poco en cadena. Me llegó a través de una amiga de una amiga de una amiga mía. Así fue.

¿Y qué le llevó a aceptar la propuesta?

Para empezar, que es un ámbito en el que yo me siento cómoda. Pero también el conocer el mundo de la televisión, que me fascina, y que es un formato interesante que todavía en España no se había visto. Me pareció una buena oportunidad.

¿No había hecho nada de televisión antes?

No, nunca. Para mí todo esto es nuevo.

¿Y cómo lo ha vivido?

Al principio, con muchos nervios y mucha tensión porque es un territorio en el que yo no me manejo para nada. Pero ha ido muy bien, porque el equipo es fantástico, la productora también y mis compañeros me lo han hecho fácil y cómodo. Programa a programa, todos nos hemos ido soltando un poquito.

¿Cual cree que es el elemento diferenciador de este formato?

Yo creo que además de la parte didáctica, que tiene bastante, se va a hacer ver al público todo el proceso que conlleva una reforma: desde la petición del cliente, que es real, al estudio del proyecto o el desarrollo del presupuesto. También se reflejarán los nervios previos, el estrés, el desconocimiento de materiales o de técnicas... Al final, se verá que no todo es fácil pero no lo suficientemente difícil para que no pueda acometerlo alguien amateur en casa.

Es la jefa de obra del programa. ¿Cuáles son sus funciones? 

Yo me encargo de controlar que tanto los procesos como los materiales son los adecuados y que las técnicas se están ejecutando bien. Controlo a los concursantes y les asesoro en cuestiones organizativas, que en este programa es algo fundamental. 

¿Qué perfil de jurado diría que es?

Mi rol es de la seria, la cañera y no quiero decir la mala, pero soy el perfil menos amable entre mis compañeros. Pero Pepe y Tomás son también exigentes con lo suyo, pero son un poco más suaves. Pero mi ámbito lo requiere porque en la obra hay que estar siempre al pie del cañón y hay que reconducirlos otra vez al camino.  

¿Qué disciplina es la que más se le atraganta a los concursantes? 

Hay de todo, pero hay gente que tiene más conocimientos de decoración y gente que tiene más conocimientos de construcción. Pero bueno, con el paso de los programas se van equiparando y compensando las habilidades entre los concursantes. 

¿Qué es lo que más tiene en cuenta a la hora de evaluar el trabajo de los concursantes?

Sobre todo, el aspecto final. Es lo primero que entra por los ojos. Si lo han ejecutado bien, al final se ve un buen trabajo. Pero evalúo todo, desde el propio proceso. 

¿Conocía ya a sus compañeros del jurado: Pepe Leal y Tomás Alía?

No, los he conocido aquí. Con ellos muy bien, son estupendos. He tenido una suerte...

¿Y qué tal con Manel?

Yo lo he seguido siempre, desde Crónicas Marcianas a Tu cara me suena. Y verme aquí con él es fantástico. He tenido mucha suerte, porque es un súper profesional y se aprende mucho de él. Hemos hecho buena piña los cuatro. 

Es la única mujer del jurado en un terreno, el de la construcción, habitualmente dominado por hombres. ¿Ha sufrido mucho machismo en su trayectoria profesional?

Sí, sobre todo al principio. Cuando comencé en esto, hace 20 años, era bastante más patente, más directo. Con el paso del tiempo, ha evolucionado y ya no es tan grave. Pero sigue habiendo. Hay ciertos sectores o grupos a los que el perfil femenino todavía les escuece. 

Servirá este programa también para romper ese cliché, ¿no?

Sí, por eso para mí este programa era una apuesta en todos los aspectos. Para mí también era una apuesta que se viera una figura femenina dentro de la obra. No es fácil abrirse camino en este mundo. 

¿Es usted una excepción o hay otras compañeras que han alcanzado puestos como el suyo? 

Sí, muchísimas. Afortunadamente cada vez somos más.



En Portada



Informalia




Comentarios 0