Pepe Leal: "Masterchef' y 'Maestros de la costura' me animaron a participar en 'Masters de la reforma"

20/05/2019 - 18:03
  • ECOTEUVE.ES entrevista al juez del talent de interiorismo de Antena 3

  • "No sé si participaría en una segunda edición, lo mismo me veo y no me soporto", bromea

  • "Si este formato ayuda a visibilizar nuestra profesión, qué mejor que estar yo en él"

Antena 3 emite esta noche la tercera gala de Masters de la reforma, el nuevo talent de decoración que ha llegado a la cadena de la mano de la productora Shine Iberia. El programa ha vuelto a poner en órbita a Pepe Leal, decorador que hizo sus primeros pinitos televisivos hace 10 años en Reforma Sorpresa, formato de Cuatro conducido por Nuria Roca.

"A mí me gusta mucho la televisión, me gusta comunicar y me gusta mi trabajo. No siempre se te presenta la oportunidad de dar a conocer nuestra profesión al gran público. Y si este formato se iba a encargar de eso, qué mejor que estar yo en ese proyecto", explica Leal, juez de Masters de la reforma, a ECOTEUVE.ES a la hora de explicar los motivos por los que decidió embarcarse en este proyecto.

"Masterchef y Maestros de la costura ayudaron a decidirnos y dar el sí, quiero definitivo. Llegábamos sabiendo la fantástica productora que está detrás, el nivel de calidad que tienen y cómo cuidan y miman todo. Hacen unos productos de calidad y Masterchef Maestros de la costura lo avalan", declara desestimando que las comparaciones con estos dos formatos puedan perjudicarles. 

¿Cómo lo llego la oportunidad de participar en Masters?

Me contactó la productora. Llamaron a muchos decoradores y nos hicieron un casting. Yo tenía un poquito de experiencia en televisión y las cámaras no me asustaban nada. Eso jugó un poco a mi favor, que estoy bastante natural ante ellas.

¿En qué otros programas había participado antes?

En Reforma Sorpresa, para Cuatro, con Nuria Roca. Era un programa muy distinto en el que simplemente era yo mismo siendo filmado. Esto es más televisión. 

¿Qué le motivó a presentarse a ese casting? 

A mí me gusta mucho la televisión, me gusta comunicar y me gusta mi trabajo. No siempre se te presenta la oportunidad de dar a conocer nuestra profesión al gran público. Y si este formato se iba a encargar de eso, qué mejor que estar yo en ese proyecto. 

Masterchef y Maestros de la Costura [de la misma productora] servirían como garantía...

Por supuesto, es verdad que eso ayudó a decidirnos y dar el sí, quiero definitivo. Llegábamos sabiendo la fantástica productora que está detrás, el nivel de calidad que tienen y cómo cuidan y miman todo. Hacen unos productos de calidad y Masterchef y Maestros de la costura lo avalan.

Y después de tantas ediciones de estos dos formatos, ¿encajará en la parrilla un programa similar? 

Esa es siempre la gran incógnita. Nunca se sabe, pero tiene muchas papeletas para que sí. Últimamente, la decoración está cada vez más presente en la vida de todo el mundo y los programas importados, con un doblaje horroroso, funcionan y la gente se engancha a ellos. Yo creo que sí hay interés por la decoración. 

¿Qué perfil de jurado diría que es?

No tengo ni idea. (Ríe). Grabamos muchas situaciones y hay momentos muy cómicos, momentos serios, otros didácticos, otros altivos... Como no he visto todos los programas, no sé cómo quedaré en general. A Carolina sí creo que se la ve como la dura y la mala, pero yo no creo que dé ese perfil. No soy así y creo que se notará que soy más blando. 

¿Se encargará de alguna especialidad en concreto en el programa?

Tomás y yo funcionamos más o menos igual. Carolina sí tiene su parcela, que es la jefa de obra, y es la que se queda supervisando lo que se está haciendo. Nosotros presentamos el proyecto y el inmueble, nos vamos y volvemos para juzgar. 

¿Qué habilidades controlan mejor los concursantes y en cuáles tienen más carencias?

Hay de todo. Hay unos concursantes que son más manitas, que dominan más el bricolaje o la construcción, y hay otros que controlan mejor la decoración. Algunas parejas sí que dominan las dos cosas. En todo caso, las pruebas de obra a los decoradores le costará más y viceversa. El problema es que las pruebas de expulsión que han tenido que afrontar están más vinculadas a la decoración y ahí es más difícil que sobrevivan 'los constructores'. 

La jardinería suele ser también un talón de Aquiles para ellos...

Suele ser un punto débil en todos, pero es un problema que tenemos en España. Hay muy poco paisajismo. Al contrario de lo que sucede en Reino Unido, que todas las casas tienen al menos un jardincito, nosotros tenemos una construcción más vertical. Entonces, a lo que más llegamos es a las terrazas y ni eso. Refleja nuestra cultura.

Ahí entran en juego las estrategias para la prueba por equipos, ¿no? 

Sí, claro. El que cojea un poco de obra suele coger a otras parejas que controlan la decoración... y viceversa.

¿Qué reforma de las que han hecho le ha sorprendido más?

A mí me gustó el de la playa. El sitio era fantástico. Era una casa en Cádiz y el resultado me gustó mucho. Ahí empecé a ver una evolución en los concursantes.

Los miembros del jurado rompen con ese cliché de que la obra es un mundo de hombres y la decoración para mujeres...

Sí, yo creo que eso está cada vez más denostado. Está cambiando mucho. Tradicionalmente, en la historia la decoración ha sido muy femenina, como lo ha sido la cocina. Pero hoy en día hay grandes cocineros hombres y grandes decoradores hombres. Hoy en día las fronteras están más difuminadas. 

¿A qué invitado le ha hecho más ilusión recibir? 

Me han hecho ilusión todos. Es curioso como cada uno por una cosa o por otra me apetecía que viniesen. Todos han aportado algo. Desde Boris con su despacho hasta Silvia Abril, que lo dio todo subiéndose al carrito de la compra... Todos han sido interesantes. 

¿Se animaría a participar en una segunda edición si la hubiera?

En principio diría que sí, pero como no lo he visto todo... tampoco sé qué va a salir de mí y cómo me voy a ver. Luego igual me veo y no me soporto. (Ríe). Pero la experiencia ha sido buenísima, la productora es increíble y nos sentimos muy mimados. El programa tiene un punto didáctico importante que da a conocer la profesión... O sea que en principio sí, aunque está todo por ver.



En Portada



Informalia




Comentarios 0