Carme Chaparro negocia en directo con una pareja que amenazaba con suicidarse: "Piensen en sus hijos"

16/05/2019 - 12:31
  • La periodista habló por teléfono con Jose y María, tras haber perdido la custodia de su bebé

  • La pareja se encaramó a la azotea del edificio en el que viven como okupas

Carme Chaparro vivió este miércoles uno de los momentos más agónicos de su carrera profesional al hablar en directo por teléfono con una pareja que amenazaba con rociarse con gasolina y prenderse fuego o tirarse al vacío. Jose, de 59 años, y María, de 38, estaban atrincherados en la azotea del edificio de Las Palmas de Gran Canaria en el que viven como okupas.

El hombre, muy nervioso, explicó lo ocurrido a la periodista mientras las cámaras de Cuatro captaban la imagen: "Fuimos a ponerle la vacuna a mi bebé y se lo han llevado. Dicen que no tenemos a los hijos escolarizados, pero no es verdad. Lo tenemos con todo, y con su seguridad social. Me los han robado porque dicen que yo me llevaba a mi hija de 15 días a buscar chatarra, son un atajo de ladrones".

Lea también: Risto Mejide ante el escrache a Begoña Villacís: "Se lo hacen a mi mujer y los reviento"

Visiblemente angustiada, Chaparro intentó que el hombre recapacitara y adoptando un rol de negociadora: "Escúcheme, Yo me llamo Carme. Le estamos viendo ahora mismo en directo y le están escuchando todos los espectadores de este programa. Usted tiene muchos hijos, ¿verdad Jose? Sus hijos le quieren".

"Sé que usted ha estado hablando con la Policía (...) Escúcheme. Yo no estoy metida en el sistema. Mire con el cariño con el que le estoy hablando. Yo le pido por favor. Imagínese lo que están sufriendo ahora mismo sus hijos", siguió diciendo ella. "Ahora que estamos todos los medios de comunicación siguiendo el caso, usted tiene un altavoz. Ya no está solo".

Carme Chaparro: "Por favor, recapaciten"

Por último, Jose pasó el móvil a su mujer y madre de los niños, con la que también pudo hablar Chaparro. "Échese para atrás que estoy sufriendo muchos por ustedes. Por favor, recapaciten. Piense en sus hijos y pónganse en manos de la policía".

La agónica llamada de más de siete minutos de duración terminó con la periodista comunicando que dejaban la línea abierta para que hablasen con la Policía. Finalmente, después de siete angustiosas horas, los negociadores del Cuerpo Nacional de Policía convencieron a la pareja, que salieron por su propio pie. La pareja tuvo nueve niños: uno de ellos murió y de los demás perdieron su custodia. [VÍDEO]




Informalia




Comentarios 0