Jorge Brazález se marcha de 'Viva la vida' y explica el motivo real tras su encontronazo con Emma García

13/05/2019 - 10:40
  • El chef está a punto de abrir un negocio en Ibiza y se centrará en el lanzamiento del local

  • "La gente va a pensar que te vas por la tensión del otro día", dijo la presentadora

Jorge Brazález deja Viva la vida y lo hace una semana después de su sonado desencuentro con Emma García cuando le dio la enhorabuena por su ¿futura? boda con Miri que ésta anunció en ECOTEUVE.ES. "La gente va a pensar que te vas por la tensión del otro día. Ya verás todos los titulares: el segundo 'zasca' de Jorge a Emma García", ironizó la presentadora de Telecinco.

Por este motivo, y para que no se malinterprete su salida del programa, Jorge Brazález quiso explicar por qué lo dejaba "antes de lo previsto". "Tengo un proyecto de un restaurante en Ibiza y tengo que estar volcado allí", comentó Jorge.

Lea también: Raúl Prieto deja La Fábrica de la Tele y se estrena como director de Emma García en 'Viva la vida'

El cocinero, no obstante, explicó que su desencuentro de la semana anterior no le había enfadado. "Qué va. Soy un chico muy natural, el otro día me pilló un poco de sorpresa, pero me quedo con un sabor muy positivo. El programa y la dirección han entendido que tengo que estar centrado en mi proyecto".

Emma García a Jorge Brazález: "Si te casas, jamás te daré la enhorabuena"

"Ha sido un placer y me alegra que hayamos podido aclarar lo que pasó en el último programa", comentó Emma García: "¡Nos llevamos bien y no nos enfadamos", siguió la presentadora antes de terminar la charla con una indirecta: "Eso sí, si te casas, jamás te daré la enhorabuena".




Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.