Carlos Maldonado ('Masterchef 3'): "Los programas de cocina dignifican la profesión"

15:48 - 3/05/2019
  • ECOTEUVE.es entrevista al cocinero con motivo de su participación en 'Cena con mamá'

  • "Me atrevería a hacer un programa como el de Chicote", dice el ganador de 'Masterchef 3'

  • Sobre el capítulo en el que cocina con Jordi Cruz: "Hemos sacado su lado humano"

A Carlos Maldonado le gusta la televisión. Prueba de ello son sus continuas apariciones en TVE gracias a la cocina, el motivo por el que participó en Masterchef 3 y se hizo con el concurso. Su nuevo reto es poner el punto "divertido pero exigente" a Cena con mamá, que este viernes emite su segundo programa.

En su entrevista para ECOTEUVE.es, asegura que este y cualquier programa "dignifican la profesión del cocinero": "Antes decíamos a alguien que no quería estudiar que se metiese en la cocina", recuerda Carlos Maldonado. 

El cocinero, además, confiesa que tiene más ganas de hacer televisión e que incluso "se atrevería a hacer un Chicote": "Es un profesional a nivel cocina y a nivel televisivo". Por ahora, se queda con su participación en Cena con mamá y con capítulos como el de Jordi Cruz, de quien cuenta que "le invadieron la casa y sacaron su lado humano" que tiene tras la coraza de 'juez exigente' de Masterchef

¿Se tiró 'de cabeza' a este proyecto, no?

Cuando me explicaron cómo iba a ser el formato, no podía decir que no a este homenaje a las madres. Son mujeres luchadoras que nunca han salido a la luz.

En Cena con mamá, pone el punto divertido, pero también el exigente.

Claro, siempre tenemos exigencia a nuestras espaldas. La parte del comer es la que lleva al recuerdo y, si eso no pega con el entorno, estamos 'jodidos'. Así ellos se pueden abrir en canal. Hay veces que se abren tanto que dicen: "Esta comida no se parece en absoluto a la que yo comía".

¿Qué invitado le ha resultado el más divertido?

Me emocioné mucho con Irene Villa, una mujer muy humana. Con Fernando Tejero también, que es un crack. Jordi Cruz me rompió los esquemas. Es un tío muy exigente y, si no lo fuera, no hubiera llegado donde está. Pero cuando entramos en su casa, que le invadimos y empezamos a sacarle cosas de la nevera, ahí empezó a ser él, a ser humano. También disfruté mucho con América, la madre de Alaska, con la que hicimos un mole que nos llevó mucho tiempo y 'rock and roll'.

¿Con qué famoso le hubiera gustado hacer el programa?

No tengo ninguna preferencia. Cualquiera de los que vemos en la TV tienen su fondo. Cualquier persona que digamos 'que tiene éxito' y que luego tiene su parte B, la del esfuerzo y las caídas de las que se han levantado gracias a sus madres.

¿Y si la sorprendida fuese su madre?

Sería bien merecido, sin duda. Mi madre ha estado siempre empujando y sufriendo conmigo. Llevamos un ritmo de vida que no nos damos cuenta de lo que somos. Nos ceñimos a nuestro estrés y no nos paramos a pensar en que que no le damos un beso a nuestra madre para despedirnos. Este programa da pie a que te pienses esas cosas.

¿Qué le debe a Masterchef?

Le debo estar aquí en este programa, mi conocimiento, mi profesión, mi visibilidad al público… Masterchef ha sido un trampolín. A nivel familiar ya lo tenía todo: un niño encantador, una mujer encantadora… Pero a nivel profesional me quedaba muchísimo por hacer, me tenía que centrar un poco.

¿Se vería en un formato como el de los hermanos Torres?

Por supuesto, y en lo que haga falta. A mí programas así me ayudaron a centrarme. Antes, como decía mi padre, probaba de todo pero no hacía nada. Ahora, a raíz de Masterchef, estoy con mi restaurante, con mi 'foodtruck' y encima hago tele. Yo lo haría todo sin ningún miedo.

Seguirá mucho Masterchef. ¿Tiene algún favorito ya?

Por supuesto. Y cada miércoles estoy en Las mañanas de La 1 comentándolo. Sobre el favorito, tengo mis secretos y no debería contarlos. Tengo favoritas, sobre todo.

¿Qué tipo de cocina hace en su restaurante?

Partimos de una cocina tradicional. También tiene un toque de vanguardia o de 'locura'. Es una cocina muy 'de mojar pan'. También hemos querido recuperar un poco la cerámica de Talavera de la Reina. Tenemos nuestra propia vajilla y dentro de poco pondremos al propio alfarero dentro del restaurante. Además, los productos vienen del mercado, de la carnicería o la frutería de siempre.

¿Se ve siendo un Chicote?

Chicote tiene muchas facetas y mi admiración por él es enorme. Es un profesional a nivel de cocina y a nivel televisivo. No sé si me veo haciendo de Chicote pero… siempre voy con el sí por delante. Yo encantado.

¿Qué ve en la televisión?

Poco, aparte de Masterchef. Veo Pocoyo y La patrulla canina, porque tengo un niño de dos años.

¿Qué opina de nuevos programas de cocina como Bake Off?

Yo creo que están bien. Pueden darle más o menos 'show', pero ya el hecho de dignificar una profesión perdida y darle visibilidad es bienvenido. Antes decíamos que si alguien no quería estudiar, se iba a la cocina, y ahora un niño dice: "Quiero ser futbolista, bombero o cocinero". Esto lo ha hecho Masterchef y lo podríamos hacer con todas las profesiones, desde un fontanero hasta un costurero. Yo vengo de la venta ambulante y si hubiera un programa para descubrir el mejor vendedor, me apunto también [risas].




Informalia




Comentarios 0