Carmen Borrego, obligada a acudir a urgencias: "No me han dado una hostia así en mi vida"

15/04/2019 - 10:25
  • La colaboradora acudió al hospital tras ser expulsada de 'Sálvame Okupa'

  • Borrego, que recientemente se ha operado, recibió un tartazo y tenía el cuello inflamado

Carmen Borrego está expulsada de Sálvame Okupa, el reality que Telecinco se ha inventado para aprovechar la casa de Guadalix de la Sierra tras acabar GH DÚO

La hija de María Teresa Campos ha tenido un paso polémico por el programa debido a su actitud, pero su situación fue a peor el sábado por la noche.

Lea también: El "tirón de orejas" de María Patiño a Carmen Borrego por su actitud

Después de haber pasado una tarde medicada "por una insolación", la colaboradora recibió un tartazo en la cara de 'payasín', el famoso personaje de GH.

Tal fue el golpe que Carmen Borrego tuvo que acudir al hospital este domingo. "Estoy preocupada porque estoy recién operada. He entrado al programa con un certificado médico y pasó lo que todos visteis", contó en Viva la vida.

"Estoy camino del hospital porque tengo el cuello inflamado. No me han dado una hostia de ese calibre en mi vida", relató la colaboradora, ya fuera del reality.  

Carmen Borrego se enfada con su hermana Terelu

Desde el viernes que comenzó Sálvame Okupa, Carmen Borrego ha sido la protagonista por su actitud en el programa. "Igual no estaba preparada para hacerlo, la única responsable soy yo", dijo la colaboradora, que también tuvo un enfrentamiento con su hermana Terelu cuando esta última decidió que Carmen fuese 'criada' y no 'señora' en una de las pruebas del programa. "Yo jamás lo hubiera hecho con ella. Jamás. No me sentó bien pero cada uno tiene sus motivos", espetó.




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.