El tenso enganchón entre Albert Rivera y un independentista en 'El Objetivo': "Vive en Matrix"

8/04/2019 - 10:51
  • El líder de Ciudadanos se enfrentó a un miembro del público en el plató de La Sexta

  • "No sé en qué país vive usted", le dijo al hombre tras preguntarle por el 1-O

  • "Dice que no hay libertad de expresión y no le he dicho nada de su lazo amarillo", le soltó

Ana Pastor recibió este domingo la visita de Albert Rivera al plató de El Objetivo. El candidato a la Presidencia del Gobierno fue entrevistado en primer lugar por la presentadora de La Sexta y, posteriormente, se enfrentó a la pregunta de varios ciudadanos que asistieron como público al programa.

Entre ellos, se encontraba un hombre llamado Josep Lluís Ortiz, que confesó estar a favor de la independencia de Cataluña y que portaba un lazo amarillo en su jersey en favor de la libertad de los políticos presos por el procés. "Ya no es Albert Rivera, ahora el candidato es Alberto Carlos Rivera, como un cantante brasileño", empezó diciéndole al líder de Ciudadanos antes de lanzarle su pregunta.

Lea también: La curiosa reacción de Albert Rivera a la pregunta de Bertín Osborne sobre Malú: ¿Te ha enseñado ya a cantar?

"¿Para los 2,5 millones de catalanes que votamos en el 1 de octubre va a tener alguna solución o va a mirar para otro lado prohibiendo la libertad de expresión y los derechos humanos?", le planteó antes de desatarse la tensión. "No sé en qué país vive usted", respondió con sorna Albert Rivera. "Parece que vive en Matrix", añadió.

"Dice que España no respeta la libertad de expresión y está aquí en una tele nacional con un lazo amarillo y no le he dicho nada", se atrevió a decirle. "Solo faltaría", respondió rápido Josep Lluís. Tras la intervención de Ana Pastor, Rivera respondió a la pregunta planteada.

Albert Rivera: "He perdido amigos por el procés"

"Lo del 1 de octubre fue un golpe, no estaba convocado legalmente. Pero lo que yo quiero es vivir en un país que nadie levante fronteras entre compatriotas. Tampoco me gusta que Cataluña se parta en dos. No quiero violencia en las sedes de los partidos", empezó diciendo.

"He perdido relaciones de amistad, de vecinos porque se ha roto la convivencia. Yo quiero unir a los catalanes entre sí y a todos con España. Si quieren dejar de ser españoles, tienen que proponer una reforma constitucional pero respetando las normas de juego", concluyó al tiempo que el ciudadano le recordaba que la convivencia en Cataluña no se ha roto. "Quizás tiene que tener un poco de autocrítica y hacérselo mirar", sentenció el hombre.