El talento oculto de la 'niña prodigio' Paula Prendes: "Lo dejé en la adolescencia"

10:05 - 23/03/2019
  • ECOTEUVE.ES entrevista a la copresentadora del nuevo talent de TVE

  • "Hice hasta 3º de piano en el conservatorio, caballo, vela... Algo se me quedó"

  • "He grabado cositas con El Sueño de Morfeo tras la salida de Raquel del Rosario"

Paula Prendes será la copresentadora de Prodigios, nuevo talent infantil de TVE que conducirá Boris Izaguirre desde esta noche en La 1. Ambos cogen las riendas de este nuevo proyecto pocos meses después de ser rivales en las cocinas de Masterchef, productora encargada de hacer ambos programas para la televisión pública.

Juntos comenzarán la búsqueda del mayor prodigio del país en tres disciplinas clásicas: canto lírico, instrumento de orquesta y danza artística. El concurso pondrá 20.000 euros y una beca de formación en juego entre los pequeños aspirantes que pasen por el escenario del Auditorio Miguel Delibes en el que se realiza el programa.

Prendes desvela a ECOTEUVE.ES que ella tuvo en su infancia un talento con el que hoy podría haberse presentado al programa que conduce: "Hice hasta 3º de piano en el conservatorio de Gijón, pero lo dejé", confiesa explicando que el motivo fue la llegada de su adolescencia. Sin embargo, la asturiana se muestra próxima a la música y confiesa que ha grabado ya "algunas cositas" con El Sueño de Morfeo que esperan que se convierta en algo más importante. 

Mientras tanto, le tocará dar visibilidad y relevancia a la música clásica desde el nuevo programa de La 1: "Es muy necesario que una televisión pública haga esto", valora Prendes. "En Francia están muy acostumbrados a ver este tipo de géneros en televisión, a ver si nos vamos acostumbrando aquí también", añade entusiasmada.

¿Cuál va a ser tu papel en el programa?

Yo estaré en el backstage con los niños y sus familias. En todo momento vamos conectando con Boris, antes y después de las actuaciones. Soy como la amiga de los niños, la que los abraza y la que hace que se vea que son niños. Con Boris en el escenario harán su número con rigor y conmigo es donde pueden relajarse un poquito. Hablaremos con sus familias para que nos cuenten cómo es la vida de esta gente. Para que sean tan talentosos, desde pequeñitos tienen que estar en un conservatorio y son familias que hacen un esfuerzo brutal. Son una monada.

¿Tenía algún talento de este tipo cuando era pequeña?

Sí, yo hice hasta 3º de piano en el conservatorio de Gijón, pero lo dejé. Pero eso me sirve para saber los instrumentos que existen y hacerme una idea de cómo es este mundo. Han cambiado mucho las cosas desde entonces, porque recuerdo que mi profesor me daba la clase mientras fumaba. Eso ya no pasa por suerte. (Ríe). Luego también he grabado algunas cositas con El Sueño de Morfeo ahora que Raquel [del Rosario] se ha ido a vivir a Los Ángeles. Algo pequeño que ojalá llegue a ser algo más importante. 

¿Por qué dejó el piano?

Porque llegó mi vida adolescente. (Ríe). Yo hacía muchas cosas: caballo, vela...  Pero bueno, algo se me quedó. Yo sé interpretar una partitura: leer las corcheas, las semicorcheas... Poco más. Pero fue por eso, llegó la adolescencia.

Contrincantes en Masterchef y ahora compañeros al frente de este programa. ¿Cómo recibió la noticia de que compartiría proyecto con Boris Izaguirre?

Fenomenal, nos encantó. Aunque yo estuve muy poco tiempo en Masterchef... (Ríe) Pero a pesar de que me expulsaron, seguí en contacto con mis compañeros, iba a las clases de cocina que daban... Fue una ilusión muy grande reencontrarnos.

¿Qué feeling estáis teniendo con los niños?

Yo en mi parte veo que son niños normales. Están siempre muy nerviosos y te dan abrazos todo el rato. Comen mucho...  Pero son normales, todos tienen teléfono, con Instagram y sus redes sociales... 

¿Seguirá colaborando con Zapeando?

Sí, mientras que esté aquí no, pero siguen contando conmigo. Ahora estoy volcada con esto, con Prodigios.

¿Le motiva volver a su faceta de presentadora?

Pues sí, muchísimo. También hice Cocineros al volante con Shine Iberia como presentadora y esto de estar entre bambalinas es algo que nunca lo había hecho. Me gusta que cada trabajo que hago es diferente. No tiene que ver uno con otro, pero al final es comunicar y aprender a dominar todos los espacios de la televisión. Es un reto diferente. Esperemos hacerlo bien y darle mucha naturalidad. Mi responsabilidad es hacerlo todo más suave y ser una amiga más de los niños.

Los talents inundan la televisión, pero ninguna cadena ha apostado por uno con un género musical de este tipo...

Es muy necesario que una televisión pública haga esto. 

¿El público está preparado para un formato así?

Yo creo que sí. Tenemos una cultura musical mayor de la que pensamos. Yo escucho algunas de las obras y no sé el autor o el nombre, pero sí las reconozco. Eso le va a pasar a mucha gente. En Francia están muy acostumbrados a ver este tipo de géneros en televisión, a ver si nos vamos acostumbrando aquí también.

Como actriz, ¿tiene algún proyecto en el horizonte?

Una actriz está haciendo siempre pruebas y a la espera de lo que venga, pero de momento no tengo ningún proyecto.




Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.