La polémica reflexión de Amaia sobre Eurovisión: "No es tan importante"

19:35 - 14/03/2019
  • La cantante ha explicado el motivo por el que no cedió el testigo a Miki

Amaia ha reaparecido en público tras ultimar la grabación de su disco en Latinoamérica. Lo ha hecho en la première de la nueva película de Pedro Almodóvar Dolor y gloria. La navarra ha tenido unas palabras para la persona que está ahora en el lugar que ocupaban Alfred y ella el año pasado: Miki, representante de España en Eurovisión 2019.

"El consejo que le doy es que no se agobie, porque, al final, no es tan importante. Yo lo recuerdo como que me parecía algo súper importante y no es así", ha declarado Amaia, que considera que Miki debe vivirlo como algo "sin más", "una experiencia más en la vida".

Lea también: Oriana Marzoli ('GH VIP') carga contra Amaia por no depilarse: "Es una guarrada lamentable"

Preguntada por su propia experiencia, la ganadora de OT 2017 ha afirmado "no acordarse de todo": "La época de Eurovisión fue tan rápida y tan increíble que es como si no la hubiese procesado todavía".

La razón por la que no acudió a la Gala de Eurovisión

La ausencia de Amaia en la gala de preselección de Eurovisión, donde Miki se proclamó vencedor con La venda, fue uno de los hechos más sonados de la noche.

Sobre los rumores de que su decisión de no ir tenía que ver con Alfred, con quien había roto hacía unos meses, la representante de España en Lisboa se ha mostrado tajante: "Después de lo mal que quedamos el año pasado siento que no soy nadie para ceder el testigo a Miki en Eurovisión".

Así pues, Amaia negaba que hubiera intentado evitar verse de nuevo con Alfred tras su ruptura: "Ya lo he visto en otras ocasiones y no ha pasado nada", ha asegurado.



En Portada



Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.