El mensaje de Pablo Motos a sus 'haters': "Hay días que antes de que empiece 'El hormiguero' ya me critican en las redes"

14/02/2019 - 12:13
  • El presentador ha aprendido a convivir con las críticas y ya tira de humor para hablar de ellas

Pablo Motos aprovechó la visita de Alaska a El hormiguero para mandar un mensaje a sus haters en las redes sociales. Y es que suele ser habitual que el presentador del exitoso programa de Antena 3 se sitúe en la picota en numerosas ocasiones, algo de lo que Motos ya ha empezado a 'pasar' hasta el punto de hablar de ello con humor, como hizo con la cantante de Fangoria.

"Hay un parte de la letra que la he relacionado con las redes sociales", dijo el showman refiriéndose a las primeras frases de canción ¿De qué me culpas? del  nuevo disco del grupo titulado Extrapolaciones y otras preguntas, y que versa así: "¿Por qué te atreves a imponerme tu moral? y Amenazar ¿Con qué derecho te dedicas a juzgar? Intimidar?".

"De repente he pensado en Twitter, que me perdonen todos los haters", dijo Pablo Motos en un contexto de broma a lo que Alaska respondió: "Para eso los tienes". La cantante reflexionó cómo ha evolucionado el feedback del espectador gracias a la aparición de las redes sociales: "Hace 50 años, tú hacías un programa y a lo mejor un señor te escribía una carta diciéndote que eras tonto, pero es que ahora te lo dicen al segundo".

Fue cuando el valenciano desveló que "hay días que antes de que empiece el programa ya me están criticando en las redes" y parafraseó "eso que ha dicho es impresentable": "¡Si no he empezado!". Alaska asintió y se resignó: "Es así, pero es la realidad que nos toca. No puedes ser 100% permeable a todo esto. Es lo que hay".



En Portada



Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.