Una Son de sol reaparece con su hijo en 'La Voz' 14 años después de ir a Eurovisión con 'Brujería'

12/02/2019 - 11:03 | 11:39 - 12/02/19
  • La representante de España en 2005 acompañó al concursante en el talent de Antena 3

Luis Fonsi, Antonio Orozco, Paulina Rubio y Pablo López se encuentran cerrando ya los equipos con los que afrontarán la fase de Batallas de La Voz. Este martes, en la última gala de Audiciones a ciegas, los coaches lograrán completar sus formaciones. Mientras tanto, este lunes, recibieron a nuevos aspirantes entre los que hubo algún rostro 'conocido por el público'.

Este hizo aparición con la llegada al programa de Kiko Peña, un joven de Sevilla que aseguró venir de una familia 'conocida' en el mundo de la música. Se trataba, nada más y nada menos, que del grupo Son de Sol, representantes de España en el festival de Eurovisión de 2005 con Brujería.

El joven explicó que su madre y dos de sus tías participaron el certamen celebrado en Kiev (Ucrania) y que estaba muy orgulloso de ellas aunque hubieran quedado en una vigésima primera posición. "El momento en el que vi a mi madre y a mis tías en la gran pantalla fue muy bonito", recordaba Kiko, que no conseguía correr una mejor suerte que ellas en el concurso de Antena 3.

Peña se subió al escenario para interpretar una versión de Lágrimas Negras que no logró convencer a ninguno de los coaches. Orozco, que estuvo a punto de darle al pulsador, afirmó que le había "emocionado mucho" las formas en las que había interpretado el flamenco. Kiko Peña desveló además que uno de sus mentores había sido Miguel Poveda, con el que grabó su primer disco a los 14 años. "Siempre ha sido un amigo de mi familia", aseguraba.



En Portada



Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.