El motivo por el que el tercero de Martes y Trece se fue del grupo: "Me pegué el tortazo"

11/02/2019 - 19:44
  • Fernando Conde sorprendió a Josema Yuste en el 'Chester' de Risto Mejide

Josema Yuste fue junto a Yolanda Ramos el protagonista de la última entrega del Chester de Risto Mejide en Cuatro. Además de evaluar los límites de humor con la polémica de Dani Mateo y la bandera, el humorista fue sorprendido con Fernando Conde, el tercer miembro de Martes y Trece.

"Creo que soy cofundador de esa maravilla que fue Martes y Trece. Aquello fue un sueño maravilloso y tiene su historia, por cierto, preciosa", se presentó. "Nació en plena etapa de la Transición política, en el año 77, donde España bullía. Formamos nuestro primer show y todo nuestro atrezzo era una maleta de carbón y guitarra. Eso era humor blanco y puro".

Instantes después llegó la pregunta clave: ¿se arrepintió de dejar Martes y Trece? "Lo dejé porque me vi disminuido, quería ser actor pero humorista jamás, porque no lo soy", respondió al mismo tiempo que reconoció que lo pasó "muy mal" porque su teléfono "dejó de sonar". "Mi propia familia no lo entendía, me querían matar", se resignó".

"Quería demostrar a estos dos idiotas quién era yo. Hasta tal punto me pudo la soberbia que me hice unos carteles anunciándome como Fernando XIII, proclamándome rey. Me pegué un tortazo descomunal. Y del fracaso aprendí infinitamente más que cualquiera de los éxitos que haya podido tener", concluyó. Por su parte, Yuste alabó su decisión: "Fue muy valiente dejando éxito, fama y dinero por su vocación real. Fue honesto consigo mismo, sincero y valiente".



En Portada



Informalia




Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.