Paz Padilla, ahora en 'Got Talent': "Hay gente que está amargada y se dedica a criticar a los humoristas"

13:00 - 4/02/2019
  • ECOTEUVE.ES charla con la presentadora y actriz por su nuevo trabajo en Telecinco

  • Afirma que es "feliz" en la cadena de Vasile: "Me costaría mucho irme de Telecinco"

  • "No sé por qué critican 'Sálvame', somos la calle y un programa de denuncia"

Paz Padilla es uno de los rostros más populares de Telecinco: la vemos como presentadora de Sálvame; desarrolla su faceta de actriz dando vida a la Chusa en La que se avecina y, desde el lunes pasado, es uno los cuatro miembros del jurado de Got Talent España. La gaditana, que atiende a ECOTEUVE.ES, confiesa que es feliz en Telecinco y que le "costaría mucho" irse de la que siente como su "familia".

Durante las últimas semanas, la artista no se ha cansado de repetir que el talent le ha cambiado la vida y que gracias a él se ha "viciado" a la danza aérea. Más seria de pone cuando habla de aquellos "que montan un drama de todo" y que la ponen en el centro de la polémica cuando, en realidad, no existe: "Hay gente que está amargada y se dedica a criticar a los humoristas".

Por otra parte, Paz hace balance de Sálvame. La presentadora, que habla por primera vez de su desencuentro con Kiko Matamoros, tampoco entiende el aluvión de críticas al programa a raíz del caso Julen: "Muchas noticias las hemos dado nosotros porque estamos en directo. Yo di el alto al fuego de ETA".

¿Cómo fue la llamada en la que le propusieron entrar en Got Talent?

Me llamó mi jefe, uno de los de arriba, y me dijo: 'mira, resulta que Jorge Javier no va a poder, ¿puedes tú?'. Y yo pensé: '¿Cómo le digo yo a este hombre lo que pienso ahora mismo? ¿De jurado? ¿De Got Talent? 'Espérate, ahora te llamo'. Colgué, volví a llamar y dije: '¿qué hago?' (Risas). Tardé en digerirlo.

¿Por qué?

Es un programa muy cañero y aunque yo ya he hecho de jurado en otros programas como Menudas estrellas, aquí es diferente, cada juez tiene su propio rol.

¿Y cuál es el suyo?

Yo soy humorista. Cada vez que entro en un programa pienso: '¿qué voy a hacer?, ¿qué se me pide?'. Yo le pregunté a mi jefe que quería de mí y él me contestó que fuera yo misma. 'No, para ser yo misma ya está mi Instagram. ¿Tú qué quieres que haga?'

Yo me considero multidisciplinar. No es lo mismo la Paz Padilla de Chusa en LQSA, la Paz Padilla de Sálvame o la Paz Padilla del teatro. En Got Talent es muy bonito y el humor es muy fácil porque improviso mucho, no tenemos guion ni nos dicen quién viene.

Lloró en el primer programa. ¿Es de lágrima fácil?

Sí, porque soy aventurera, me gusta los retos, pero también soy muy solidaria y familiar. Con la edad he descubierto que me gusta que la gente se lo pase bien. Me gusta mucho hacer fiestas en mi restaurante porque, aunque para mí sea agotador, me gusta ver que se lo pasen bien. Cuando me subo al escenario y termino la función de Desatada y veo que la gente está en pie aplaudiendo es un premio. En Got Talent me siento feliz porque veo que el público se ríe.

Para mí es difícil controlar el humor. En el Sálvame los directores me riñen: 'Venga Paz, tómate en serio esto'. Y es que hay cosas que me cuesta mucho darle la importancia que se me pide. Por ejemplo, lo que hace Antonio Tejado en GH DÚO, que me hace mucha gracia (risas). Dicen: ¿has visto lo qué ha hecho y cómo se ha tocado? Pues eso hay que venderlo como un drama. Yo me meo.

¿Acojona tener a Risto Mejide de compañero?

Risto es muy sensible, inteligente, muy polifacético y que he evolucionado mucho. Pero es muy parecido a mí, los dos llegamos al mismo punto. Lo que pasa que él llega a través de su zascas mientras que yo me escudo en el humor.

El debate en torno al humor está de moda. ¿Qué opina al respecto?

A mí me ayuda a salir de situaciones comprometidas. Detrás del humor hay mucha verdad. Yo que soy de Cádiz, el humor lo usamos con crítica, pero es humor. En los velatorios, detrás del drama, siempre hay humor.

Si no le ponemos alegría a la vida...

¡Uy, pero es que hay gente que no lo hace! Hay gente que está amargada y se dedica a criticar a los humoristas y ver de todo un drama. Mira, en Got Talent, Risto me dijo que esto no era Sálvame cuando yo hice que iba y venía en la actuación de la niña que hacía magia y me asustó.

Lo hizo de broma. Pues el titular en muchos portales fue: 'Risto y Paz Padilla se enfrentan'. ¿Perdona? (risas) Si no sabemos ver que hay humor y comedia, la vida es muy triste. ¿Queremos dirigir el país hacia un mundo gris? ¡Qué estamos en España, joder! España es alegría y cachondeo.

¿Qué tal con Edurne y Eva Isanta?

Edurne es perfecta. Es inteligente, guapa, canta que te mueres, da cero problemas y siempre está dispuesta a todo. Y Eva es como si fuese mi hermana, sabemos todo una de otra. La admiro, se me saltan las lágrimas.

Para concluir con Got Talent, ¿cuál es su disciplina preferida?

Yo disfruto con todos porque admiro a todo el que se sube a un escenario. Yo he intentado cantar, bailar, subirme a las telas, hacer magia... En Crónicas Marcianas me subí a unos zancos e hice malabarismo con fuego. La multidisciplina me encanta: me gusta cocinar, he hecho tirolina, tengo un quart, he montado en globo...Tengo respeto, pero no tengo miedo a nada.

Vamos con Sálvame. El programa cumple diez años en abril, ¿Qué balance hace?

Pues que admiro muchísimo a mis compañeros porque hemos sabido evolucionar. Sálvame renace, renace, renace y la gente dice 'uy, si la audiencia está cayendo', pero Sálvame renace y mis directores son maravillosos. Controlan muy bien esos mundos.

¿Cómo logra mediar con los colaboradores?

Ellos son seres humanos y son muy vulnerables porque el programa trata asuntos de su vida personal. Yo entiendo perfectamente que, en determinados momentos, arremetan contra todo porque es una defensa. Lo haríamos cualquiera.

Sé que me aprecian y yo los quiero a todos. Sería parecido a la situación de una madre con un hijo que dice una barbaridad y tú dices: 'Bueno, no pasa nada, estará cabreado'. Pero se les pasa. Por eso nunca me llevo nada a casa. Cuando salimos de ahí, se habla y ahí se queda. Eso es lo bueno de Sálvame, que lo que pasa ahí se queda ahí.

¿Cree que los rostros que trabajan en Sálvame son un blanco fácil para las críticas?

Claro. Algo que me enseñó Jesús Quintero es que cuánto más subes, más solo estás. Y es así. Pero es bueno porque significa que estás arriba y Sálvame siempre está arriba. Yo conozco paparazzis que solo les interesa la gente de Sálvame. Vende y cuando vende es porque estás arriba. Pero no vende lo bueno, vende las críticas.

¿Cree que a veces son desproporcionadas?

Es que me sacan unas cosas... En mi viaje a Marrakech hice una foto de varios microondas viejos y la publiqué en Instagram por me encantaron porque era mezclar la tecnología y el avance del modernismo con épocas pasadas. Pues me han dicho que yo me río de un país... ¡Por favor!

¿Ha ganado amistades en Sálvame?

Sí, sí. Yo soy amiga de todos. Me llevo muy bien con todo el mundo. No tengo ningún problema con nadie.

Kiko Matamoros dijo que no te hablaría "nunca más" en defensa de su novia Cristina...

Pero, ¿qué le pasó al pobre? Lo que te estoy contando. Le están dando por todos lados a su novia y es normal que ataque. Luego hablas con él, y te dice 'lo siento'. Es que es su vida, yo lo entiendo. Yo por los míos también atacaría.

Hace unos días, te tocó hablar de una cosa menos amable: el rescate de Julen. ¿Cómo se afronta?

Es que el Sálvame tiene de todo. El programa es muy humano y yo no sé por qué lo critican porque somos la calle. No estamos por encima del dolor ni de la tragedia, la sufrimos. Estábamos con la familia, los bomberos, los guardias civiles, con todos... Hay muchísimas noticias que se han dado en Sálvame. El alto al fuego de ETA lo di yo. Es porque estamos en directo.

Sálvame es un programa de denuncia. En estos diez años hemos conseguido muchísima ayuda social, hemos defendido a la mujer, al anciano... A los colaboradores les digo que tienen que ser conscientes de que tienen una labor social y que todo lo que decimos repercute. Nos siguen dos millones de espectadores cada tarde.

Nueva temporada de La que se avecina. ¿Para cuando?

Eso es cosa de los jefes (risas). Nosotros seguimos haciendo nuestro trabajo, pero los guiones siguen siendo igual de buenos. Yo me lo paso muy bien. No me importa levantarme temprano para grabar LQSA y luego ir al Sálvame, ver tantos artistas en el escenario...

Habla mucho de sus jefes. ¿Cree que tienen la verdadera clave del éxito para triunfar en televisión?

Creo que tienen muy claro el público de Telecinco y qué es lo que ofrecen. Lo que ofrece solo lo ofrece Telecinco.

¿Tiene contrato de cadena?

Sí, y la relación con Telecinco es maravillosa, no tengo queja ninguna. Ellos tiene muy claro qué es lo que gusta. También te digo una cosa, me costaría mucho irme de Telecinco. Es la familia y nos hace sentir así. Yo quiero mucho a la cadena.

¿Cómo es como espectadora?

Soy consumidora de plataformas, soy adicta a las series. En mi casa veo El hormiguero de Pablo Motos, Late Motiv de Buenafuente, La resistencia de Broncano...pero cuando tengo tiempo. Pero, ¿sabes qué me pasa? Cuando llevas tantos años en la profesión, conoces a todos. A Eva González la quiero, Andreu ha sido un maestro mío y lo considero mío, Corbacho... Estoy muy pendiente de ellos.

¿Qué lleva mejor, su faceta de artista o de empresaria?

Soy hiperactiva. Soy una persona que mira mucho al futuro y en algún momento me retiraré y, por eso, no dejo de hacer cosas. En nuestra profesión puede llegar un momento en que ya no guste a la gente, por lo que tengo que saber retirarme a tiempo, que es bueno.

Pata terminar, ¿le gustaría que su hija Anna siguiera sus pasos en televisión?

Estoy muy contenta porque ya ha terminado la carrera, ha aprobado todo. Creo que yo ya he hecho la labor que tenía como madre. Mi mejor herencia ha sido unos buenos estudios, a partir de aquí, que haga lo que quiera. Yo no me voy a meter en su vida, lo que ella decida estará bien hecho. Si quiere ser influencer, estupendo.



En Portada



Informalia




Comentarios 4

#1
04-02-2019 / 16:13
laia
Puntuación 0
A FavorEn Contra

hola deja ya la cutrez de Sálvame, esta marcando tu carrera.

Tu eres humorista y todo no se hace por dinero.

Y la gente no esta amargada. Un saludo

#2
04-02-2019 / 16:28
Puntuación 5
A FavorEn Contra

La gente por muy amargada que esté, ante un humor bueno y de calidad no se resiste.....desgraciadamente el tuyo, no pertenece a esa categoría. Tu no eres humorista, eres graciosilla y no siempre.

#3
04-02-2019 / 16:34
Puntuación 5
A FavorEn Contra

Esta tía será simpática y dicharachera, pero de ahí a ser humorista y tener gracia, dista un abismo......

#4
04-02-2019 / 20:11
Basura Telecirco
Puntuación 6
A FavorEn Contra

Tu no eres una humorista, tú eres una garrula chabacana que trafica con el humor con malas artes. Tu humor consiste en decir caca, pedo, culo y pis. Ignorante analfabeta.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.