El Señor Barragán descubre su verdadera imagen en Telecinco: "Estoy como desnudo"

28/01/2019 - 12:11
  • José María Rubio Barragán visitó 'Viva la vida' y habló del mítico personaje que interpretaba

  • Alfonso Arús le fichó para su programa de radio mientras él preparaba un anuncio para Carrefour

Con su boina, su sopa vieja y sus gafas gruesas, el señor Barragán se convirtió en el vagabundo más querido de la televisión en la década de los noventa gracias a sus chistes verdes. Su creador, José María Rubio Barragán, reapareció en la televisión este fin de semana.

El humorista fue uno de los invitados de Viva la vida, el programa que presenta Emma García en Telecinco. Su vuelta a la tele fue impactante porque su aspecto es totalmente diferente al mítico personaje.

"Estoy como desnudo. Y mira que ha salido más de una vez en televisión, pero el disfraz es una cosa que te da valor, te da escondite, te da fuerza... y sobre todo a los que somos tímidos", dijo.

Barragán preparaba una campaña de publicidad de los supermercados Carrefour, pero Alfonso Arús le fichó para  su programa radiofónico Arús con leche. Después, saltó a la tele con La casa por la ventana y No te rías que es peor. En el cine también tuvo su aparición estelar en las películas de Torrente, de Santiago Segura.



En Portada



Informalia




Comentarios 4

#1
28-01-2019 / 18:01
g
Puntuación -7
A FavorEn Contra

...

#2
28-01-2019 / 18:04
gerar
Puntuación 8
A FavorEn Contra

Salía en no te rías que es peor

#3
28-01-2019 / 19:11
M.
Puntuación -4
A FavorEn Contra

Igual lo de "mítico" es un tanto exagerado...

#4
29-01-2019 / 10:03
El Dandy
Puntuación -2
A FavorEn Contra

A mi que me importa este tío! Tiene cara de banquero por cierto jaja

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.