Samanta Villar, la mirada sin prejuicios de Cuatro: "Cuando ya nada te sorprende, encuentras algo con lo que alucinas"

21/01/2019 - 13:21 | 16:10 - 21/01/19
  • ECOTEUVE.ES habla con la periodista: esta noche estrena 'La vida con Samanta'

Una mujer que se ha casado consigo misma, otra que se siente un bebé y lleva pañales, el matrimonio entre un senegalés de 1,97 metros y su pareja de 1,26... "La realidad es un pozo sin fin con historias alucinantes", dice Samanta Villar a ECOTEUVE.ES.

Esta noche estrena su nuevo programa en Cuatro (La vida con Samanta, 22.45). Y lo hace con la misma mirada desprejuiciada con la que llegó en 2009 con el mítico 21 Días. Sin darse cuenta, la presentadora celebra en la cadena su particular #10YearsChallenge. Toda una histórica del canal, mano a mano con Jesús Calleja e Íker Jiménez, el más veterano. Por el camino han quedado Conexión Samanta, Samanta y... o 9 meses con Samanta, el programa que relató su propio embarazo.  

"La fórmula de nuestro éxito ha sido ser exigentes con nuestro trabajo y divertirnos", explica la periodista. "A la gente le gusta la naturalidad con la que hacemos las cosas y creo que engancho por lo bien o lo mal que lo paso con las cosas, porque yo me implico con todo".

Lo de Samtanta siempre han sido las historias extraordinarias, las vidas únicas que no tenían hueco en otros programas, aunque luego se hicieran recurrentes en televisión. Por ejemplo, una de las primeras veces que se habló de los bebés reborn fue en un reportaje de Villar (luego hasta una concursante de GH entró al reality con uno en brazos). Lo mismo ocurrió con el poliamor: cuando casi nadie había visto su funcionamiento, ella viajó a Amsterdam para convivir con una familia. "No sé si somos pioneros, pero es verdad que nosotros necesitamos siempre mostrar historias que no se han contado antes", explica. "Y cuando crees que nada te puede sorprender, encuentras algo con lo que alucinas".

Samanta habla de "curiosidad" y "respeto" a la hora de mostrar estas historias. "Yo ejerzo mucho mi libertad y me gusta que la gente haga lo mismo, siempre y cuando no perjudique a nadie, claro. ¡Si un tío es un pederasta no voy a entrar desde el respeto!".

Por debajo de ese límite lógico, hay todo un mundo que merece ser contado. "¿Si te casas contigo mismo perjudicas a alguien? No. Me puede parecer chocante, pero he de ser respetuosa". El de la sologamia es uno de los casos que se muestran en el estreno de esta noche. "Es algo curioso pero detrás de eso hay un planteamiento de empoderamiento y reivindicación de la persona que es muy interesante. Hasta el punto de que yo me quiero casar conmigo (risas). Quiero hacer una sologamia", afirma. "Con lo que me gustan a mí las bodas..." 

"La transición al plató la haré antes o después "

En La vida con Samanta los protagonistas visitarán a la presentadora en su casa. "Ellos me han abierto sus puertas durante 10 años y ahora me tocaba a mí". La periodista deja entrar a las cámaras en su territorio -"soy muy anfitriona"- pero todavía no se ha atrevido a meterse en un plató y dejar apartados sus reportajes de calle (factual).

Cuatro le ofreció la posibilidad de presentar un magacín de tarde, el que ahora conducirá Carme Chaparro. "Era un proyecto muy bonito, pero creo que no era el momento". Sin embargo, asegura que "la transición al plató la haré antes o después".




Informalia




Comentarios 0